Agente de Patrulla Fronteriza denuncia ser víctima de secuestro y apuñalamiento

Fernando Puga y Sergio Iván Quiñónez Vanegas son los arrestados en el caso
Agente de Patrulla Fronteriza denuncia ser víctima de secuestro y apuñalamiento
Fernando Puga y Sergio Iván Quiñónez Vanegas. Suministrada

EL PASO, TX — Un agente de la Patrulla Fronteriza fuera de servicio identificado como Lorenzo Hernández denunció haber sido secuestrado en El Paso (Texas) y después apuñalado, informó hoy la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

Los dos sospechosos del crimen, ocurrido el 9 de junio, Fernando Puga y Sergio Iván Quiñónez Vanegas, han sido arrestados y enfrentan cargos federales por secuestro, reportó el FBI en un comunicado.

“La investigación sí la estamos trabajando como un secuestro pero hasta que no sea pública la queja legal no se pueden dar más detalles”, dijo a Efe Martha Terrázas, vocera del FBI en El Paso.

Según los reportes del caso, el sospechoso Sergio Iván Quiñónez Vanegas, alias “El solovino” y también conocido como “Pedro”, de 33 años y oriundo de México, fue detenido en El Paso por un cargo de agresión agravada la tarde del 13 de junio.

El otro, Fernando Angel Puga, también conocido como “Cholo” y “Puga”, de 31 años, fue arrestado en el Centro de la Comunidad de la Esperanza, en Las Cruces, Nuevo México.

Puga presenta cargos agravados por ataque con un arma mortal e intento de asesinato y permanece detenido en el Centro de Detención del Condado de Doña Ana, con una fianza de 1 millón de dólares.

Según documentos de la corte presentados por la oficina del Sheriff, Vanegas y Puga se aproximaron al agente de la Patrulla Fronteriza el viernes 9 de junio cuando éste estaba fuera de servicio ayudando a su madre en su puesto de tamales en el nordeste de El Paso, y todos se fueron juntos en el vehículo del agente.

A eso de las 11:40 de la noche, un alguacil del sheriff fue enviado a Paradise Lane, justo al lado de Shalem Colony Trail, al Oeste de Las Cruces, donde encontró al agente, “que parecía estar sufriendo múltiples laceraciones en la cabeza y los brazos”, según el informe del FBI.

El hombre fue identificado más tarde como el agente fronterizo fuera de servicio Lorenzo Hernández que, según se informó, había salido con Vanegas y Puga desde El Paso.

Hernández dijo que los dos hombres estaban armados con una pistola y un machete, y según los detectives, fue golpeado repetidamente con el machete.

Más tarde se descubrió que la pistola era de perdigones.

De acuerdo al reporte del FBI, Hernández presuntamente fue secuestrado en el área del noreste de El Paso y obligado a conducir aproximadamente 46 millas a un área semirural cercana al Río Grande, en Las Cruces, Nuevo México.

En la investigación, que sigue abierta, también participan la Administración para el Control de Drogas (DEA), la oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), la Oficina de Responsabilidad Profesional y la oficina del Sheriff de Doña Ana (Nuevo México), entre otras dependencias.

El FBI de El Paso no ha proporcionado más detalles de la investigación.

El noticiero de la cadena KVIA, de El Paso, publicó que debido al ataque, dos de los dedos de la mano derecha del agente fronterizo Lorenzo Hernández presentaban amputación parcial.

Ramiro Cordero, portavoz de la Patrulla Fronteriza de El Paso, dijo hoy a Efe que el agente Hernández estaba asignado en Deming, Nuevo México, en el sector de El Paso.

Explicó que por razones de la investigación, la agencia no podía informar sobre el estado laboral actual o datos personales del patrullero