Los Tucanes de Tijuana denuncian abuso de poder en su contra

Piden disculpa pública por veto fantasma en Tijuana.
Sigue a El Diario NY en Facebook
Los Tucanes de Tijuana denuncian abuso de poder en su contra
Están vetados desde hace ocho años.

Los Tucanes de Tijuana ya no están dispuestos a que se sigan pisoteando sus derechos, por lo que exhibieron al gobierno municipal de Tijua­na, Baja California, al demos­trar con documentos que el tan mentado veto que tienen des­de hace ocho años en su contra y que les impide presentarse en esa ciudad. ¡no existe!

El director ejecutivo de Los Tucanes, Adrián Arce, mostró documentos en los que solici­tó al Cabildo Municipal de Ti­juana una copia de la resolución formal del veto que contenga los fundamentos legales y cláusu­las, así como en qué reglamen­tos y artículos se apoyan, pero la respuesta de la Unidad Munici­pal de Transparencia del Ayun­tamiento fue negativa, es decir, el veto no existe, por lo que es­tán violando la libertad de tra­bajo y de expresión del grupo al no dejarlos presentarse en la Fe­ria de Tijuana 2017.

Ramón Navarro, publirrela­cionista del grupo, dijo en exclusiva a BASTA! que el se­cretario de Gobierno Munici­pal, Raúl Felipe Luévano Ruiz, le exigió al grupo una disculpa pública y una carta escrita al al­calde para permitirles volver a tocar en esa ciudad, lo que con­sideran un abuso. “Creo que se trata de un abuso de las autori­dades, porque nosotros les pe­dimos por escrito que nos mos­traran si es un veto oficial, para poder hacer esa disculpa públi­ca y esa carta; pero si no lo tie­nen, pues más bien es al revés, ellos deberían de dar una dis­culpa pública al grupo, por el daño ocasionado”, señaló.

Agregó que en caso de no le­vantarse el veto contra la agru­pación, decidirán en el corpo­rativo si se procede legalmente contra los funcionarios del Go­bierno Municipal.

Por su parte, Mario Quintero, El Tucán Mayor, expresó su mo­lestia por la actitud que han to­mado los gobiernos municipales y estatales. “Es muy triste que los gobiernos estén dedicándole tiempo en prohibirle un gusto a la gente, en prohibirle el trabajo a los artistas, cuando la música no es el problema”, enfatizó.