Diez procuradores estatales piden que Trump elimine DACA y amenazan con demanda

Guía de Regalos

Diez procuradores estatales piden que Trump elimine DACA y amenazan con demanda
Kenneth Paxton, fiscal general de Texas, representó a los 26 estados que demandaron al Presidente Barack Obama por los programas DAPA y DACA plus y ahora amenaza con incluir el DACA original en la demanda si Trump no lo elimina (Photo by Alex Wong/Getty Images)

Un grupo de diez estados con líderes republicanos, encabezados por el procurador de Texas Ken Paxton, urgió que el gobierno del presidente Donald Trump elimine el programa de Acción Diferida para Menores Inmigrantes (DACA) creado originalmente en 2012 y que protege a más de 850,000 jóvenes inmigrantes de la deportación.

Diez procuradores y un gobernador (de Idaho) enviaron este jueves una carta al Departamento de Justicia y al procurador de la nación Jeff Sessions, pidiendo la eliminación de DACA, so pena de incluir el programa en una demanda pendiente en tribunales federales.

El grupo de estados pide que el gobierno de Trump “termine con el programa DACA, rescinda el memorando que lo creó en 2012, y se asegure de que no habrá nuevos permisos o renovaciones”, explica la carta.

Trump recientemente ordenó eliminar los programas DAPA y DACA plus que nunca entraron en vigencia, para legalizar temporalmente a padres de ciudadanos y residentes y expandir el alcance del primer DACA, pero mantuvo el programa de 2012 para los jóvenes.

Todas estas habían sido medidas temporales iniciadas por el gobierno del ex presidente Barack Obama para proteger a algunos inmigrantes de la deportación, en ausencia de una reforma migratoria integral.

Quienes ahora solicitan que Trump elimine también el programa DACA original, son algunos de los estados que formaron parte de la demanda contra DAPA, encabezados por Texas y su procurador Ken Paxton.

Otros firmantes de la carta, aparta de Paxton, incluyen a los procuradores de Alabama, Arkansas, Idaho, Kansas, Louisiana, Nebraska, South Carolina, Tennessee y West Virginia, así como el gobernador de Idaho.

Como respuesta, Tom Saenz, presidente del Fondo Mexicoamericano para la Defensa Legal y Educación (MALDEF), dijo que los firmantes de la carta “han llenado de ignominia sus nombres para el resto de la historia” y los llamó xenófobos (que significa “odio al extranjero”).

“Las carreras políticas de estos funcionarios y cada uno de estos estados sufrirán por su estupidez y por su mala intención”, señaló el director legal y presidente de la organización.

Saenz apuntó que menos de la mitad de los estados que participaron en la demanda original contra DAPA firmaron la carta.

Los procuradores amenazaron con incluir DACA en la demanda que aún está pendiente en tribunales federales y que logró la invalidación de los otros programas, pero que no llegó a ser decidida por la Corte Suprema por no haber un noveno juez para lograr el desempate.

“Es absurdo”, dijo Saenz, cuya organización representa a varias madres de Texas que se hubieran beneficiado de DAPA. “Definitivamente vamos a pedir al juez que anule el caso, ya que no hay razones para mantenerlo en el tribunal. No pueden enmendar un caso que está muerto solo porque les gusta el juez que lo preside”.

El juez federal Andrew Hanen es un juez conservador que falló contra DAPA y DACA plus y sentó las bases para el bloqueo de estos programas, que hubieran beneficiado temporalmente a millones de indocumentados.

Hubo demandas contra DACA en su momento, pero estas perdieron debido a la falta de relevancia de los demandantes, no los méritos del programa, por lo que técnicamente, los estados anti inmigrantes podrían ahora presentar una nueva demanda.

“Un nuevo juez podría decirles que se tardaron demasiado”, dijo Saenz. “¿Donde estaban ellos hace 5 años, cuando DACA fue instituido? ¿Por qué esperaron hasta ahora? Vamos a actuar de inmediato antes de la fecha límite para que el juez de por cerrado el caso de una vez y por todas”.