Ciudad de Irán registra altas temperaturas que rompen récords mundiales

Hay calor... y luego hay un récord de calor de 129,2 grados Fahrenheit
Sigue a El Diario NY en Facebook
Ciudad de Irán registra altas temperaturas que rompen récords mundiales
Una ciudad de Irán experimentó un nuevo récord de calor mundial.

Ahvaz, una ciudad de 1,1 millones de habitantes en la región del desierto del suroeste de Irán, parece haber alcanzado la temperatura más alta de este verano en Irán el jueves pasado, pero también estableció un récord para el calor de junio en toda Asia continental.

Y es posible que esté cerca de los más altos récords mundiales de calor registrados de todos los tiempos. 

En la ciudad se registró una temperatura de 129.2 grados Fahrenheit, dijeron los meteorólogos, que califican el récord como la temperatura más alta registrada en la Tierra.

En dos momentos del jueves por la tarde, el servicio meteorológico Weather Underground informó que la temperatura en la ciudad del sudoeste de Irán alcanzó los 129.2 grados F, aunque Etienne Kapikian del servicio meteorológico francés MeteoFrance dijo que alcanzó los 53.7 grados Celsius o 128.7 grados Fahrenheit. Se refirió a la temperatura como un “nuevo récord confiable absoluto del calor en Irán”. El anterior récord de alta temperatura registrado en Irán fue de 127.4 grados Fahrenheit.

Afortunadamente, el pronóstico del tiempo para Ahvaz el viernes es de clima “más fresco”, con un máximo de sólo 119 grados, según AccuWeather.

El historiador meteorológico Christopher Burt dijo que la temperatura récord reportada en Ahvaz, una vez que sea comprobada, se uniría a las lecturas publicadas en Kuwait en 2016 y en Death Valley, California, en 2013 como las tres mediciones de temperatura más altas registradas en la Tierra en tiempos modernos . Los datos deberán ser revisados por la Organización Meteorológica Mundial.

La temperatura alta que tienen un récord mundial de todos los tiempos sigue siendo la temperatura de 134 grados F medida en Death Valley, California, el 10 de julio de 1913, pero los científicos dicen que no es confiable.