Autor del tiroteo en hospital del Bronx envió email al Daily News

El médico suspendido que disparó contra sus colegas, asesinando a una e hiriendo a seis antes de suicidarse, descarga su ira en un correo electrónico
Autor del tiroteo en hospital del Bronx envió email al Daily News
Imagen del correo electrónico enviado al Daily News
Foto: Cortesía Daily News

Apenas dos horas antes de su mortífero ataque en el hospital Bronx-Lebanon Hospital, el Dr. Henry Bello envió un iracundo correo electrónico al Daily News, publicado por ese medio, en el que explica las causas del acto criminal que está a punto de cometer, culpando a la institución y sus exc0legas por arruinar su vida y su carrera.

El Dr. Henry Bello asesinó a una persona e hirió a seis antes de suicidarse después de su ataque al hospital Bronx Lebanon.

“Este hospital le puso fin a mi camino para obtener una licencia que me permitiera practicar la medicina”, escribió Bello en su email al diario, enviado a las 12:46 p.m. de ese mismo el viernes. “Primero, me dijeron que era porque siempre me mantenía apartado del resto. Después por un altercado con una enfermera, a la que solo le dije que estaría con ella en un minuto para atender al paciente, pero entendió que mi respuesta había sido grosera”, continúa el mensaje.

Imagen del correo electrónico enviado al Daily News

Bello culpa a dos colegas por su despido y explica que después de ser obligado a renunciar escribió un correo a una doctora, “felicitándola por haberle puesto fin a mi carrera, por haber enviado un correo a todo el equipo médico pidiéndoles que presentaran quejas contra él por haber sido rudo con ella”.

En esa misma carta, Bello incluye lo que puede ser interpretado como una sutil amenaza: “Veremos si mi vida puede ser tratada como algo desechable y sin importancia”.

Aunque se puede notar la indignación de Bello, nada en el texto publicado por The New York Daily News indica que su autor fuera a lanzarse en lo que podría haber sido una indiscriminada matanza.

Lo que sucedió unas dos horas después ya no fue una amenaza velada ni una indignación controlada.

A las 2:45 p.m. Bello abrió fuego sobre algunos de sus antiguos colegas con un fusil de asalto AR-15, dejando dos muertos en la escena, incluido el mismo e hiriendo a otros seis.