Latinos mayores con VIH sufren más necesidades

Nuevo reporte de la Comisión Latina sobre el Sida analiza la situación de uno de los grupos más afectados por esta epidemia en Estados Unidos
Sigue a El Diario NY en Facebook
Latinos mayores con VIH sufren más necesidades
En el 2013 alrededor del 42% de las personas con diagnóstico positivo al VIH en el país tenían 50 años o más.
Foto: Archivo

Los latinos de 50 años o mayores no son sólo uno de los grupos más afectados por la epidemia del VIH/Sida en Estados Unidos, sino que también son uno de los segmentos más ignorados y vulnerables y que sufren de mayores obstáculos a la hora de acceder a los servicios y tratamientos que necesitan para manejar su enfermedad de forma adecuada.

Así lo reveló este miércoles un reporte nacional titulado: “Iluminando las Necesidades de Salud de los ‘Olvidados’: Un Diagnóstico Nacional sobre Hispanos/Latinos mayores viviendo con VIH”, que preparó la Comisión Latina sobre el Sida en conjunto con la Red Hispana de Salud.

Según los hallazgos de la investigación –primera en su tipo–, las personas mayores representan una proporción considerable de los pacientes que viven con VIH en EEUU y muchas de ellas viven aisladas, ignoradas y con temor y miedo por estar infectadas con el virus. Otras reportan problemas con consumo de substancias y de salud mental como depresión. Y, aunque un gran número indicó ser activo sexualmente, no hablan sobre su salud sexual con sus doctores.

Entre las cinco preocupaciones principales de las personas envejecientes que viven con VIH se encuentran problemas familiares, financieros, de salud física y mental y nutrición.

Según estimaciones de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), en el 2013 alrededor del 42% de las personas con diagnóstico positivo al VIH en el país tenían 50 años o más.

Además, los CDC aseguran que los Latinos mayores tienen un mayor riesgo de infección en comparación con sus homólogos blancos no latinos. En el 2015, las personas latinas de 50 a 54 años de edad tenían una tasa de infección diagnosticada de VIH dos veces más alta que la de blancos no latinos en el mismo grupo de edad.

El reporte encontró que las personas mayores muestran los mismos factores de riesgo sexual que las personas más jóvenes, pero son menos conscientes de su vulnerabilidad al VIH. También es menos probable que discutan sus experiencias sexuales con sus doctores o proveedores de servicios sociales, lo que resultando en menos oportunidades para la detección del VIH y la educación sobre temas relevantes a las prácticas sexuales.

Al mismo tiempo –indica el informe– las personas mayores de 50 años enfrentan más retos para obtener el  tratamiento médico adecuado debido al hecho de que son más propensos a ser diagnosticados tarde con el VIH.

El estudio incluyó a 157 hispanos/latinos viviendo con VIH, de 50 a 80 años.

“Es urgente comprender las necesidades de las personas mayores y que viven con VIH. Debemos ser la voz de los sin voz, para asegurarnos de poder responder a sus necesidades de prevención, atención médica y necesidades sociales libres de estigma y discriminación a todo nivel”, dijo Guillermo Chacón, presidente de la Comisión Latina sobre el Sida y fundador de la Red Hispana de Salud.

Para llegar a estas conclusiones la investigación, que duró un año, realizó encuestas en ciudades con altos índices de VIH, incluyendo Houston, San Antonio, Los Ángeles, Miami y Nueva York. También visitaron la ciudad de Fajardo, Camuy y San Juan en Puerto Rico.

De acuerdo al Informe de Vigilancia del Departamento de Salud de la ciudad de Nueva York, en 2014 de 2,718 nuevos diagnósticos de VIH en la ciudad, el 32% correspondieron a latinos.

El estudio incluyó a 157 hispanos/latinos viviendo con VIH, de 50 a 80 años, con una edad media de 58.5 años. El 60% se identificó como varones, 36% como mujeres y 3% como transgéneros. La mayoría de los encuestados eran nacidos en el extranjero y una abrumadora mayoría eran de muy bajos ingresos, con el 91% de ellos viviendo con menos de $20,000 por año.

En general, los hispanos/latinos, que pueden ser de cualquier raza, representan la población étnica y minoritaria de más rápido crecimiento de la nación hoy en día, así como la población envejeciente de más rápido crecimiento. Y, a pesar de representar el 18% de la población total de los EEUU, suman aproximadamente el 24% de los nuevos diagnósticos de VIH en 2015.