Tom Holland, un superhéroe de vuelta a la escuela

El actor británico protagoniza "Spider-Man: Homecoming", la nueva película de Marvel que se estrena este viernes
Sigue a El Diario NY en Facebook
Tom Holland, un superhéroe de vuelta a la escuela
Tom Holland dará vida al superhéroe de Marvel durante sus años de escuela.
Foto: Sony Pictures Publicity

Durante los últimos años hemos visto a Spider-Man “volar” sobre los rascacielos de Manhattan, trepar muros interminables y sostener en el aire autobuses, puentes e incluso edificios enteros, pero hasta ahora nadie se había imaginado que el conocido superhéroe tendría que enfrentarse también al peor y más duro reto de todos: “high school”.

Spider-Man: Homecoming” es el título de la nueva apuesta cinematográfica de Marvel Studios, una película que mostrará cómo Peter Parker, interpretado en esta ocasión por Tom Holland, tendrá que comportarse como un adolescente “normal” después de las aventuras vividas en “Captain America: Civil War“.

A lo largo de la película, Peter Parker se irá acostumbrando a su nueva vida en la escuela.

Bajo la atenta mirada de su nuevo mentor, Tony Stark (Robert Downey Jr.), el joven se verá obligado a compaginar su día a día en la escuela secundaria con sus misiones especiales como superhéroe, una doble vida que cada vez le resultará más difícil ocultar a sus amigos y, sobre todo, a su tía May (Marisa Tomei).

A todo el mundo le gustaría ser Spider-Man por unos meses… ¿Sentiste mucha presión durante las audiciones para el papel?

Mi experiencia en el “casting” fue una locura desde el primer momento, ya que el proceso en sí fue muy exigente y, además, sentía que todo el mundo estaba pendiente de mí y de la decisión final de Marvel. Por suerte, el trabajo duro mereció la pena y, tras varios meses de mucho estrés, finalmente pude respirar tranquilo cuando me confirmaron que el papel era mío. ¡No era consciente de lo nervioso que estaba hasta que conseguí relajarme! Sin embargo, esa tranquilidad tampoco duró mucho tiempo, ya que rápidamente tuve que empezar a prepararme para la película “Captain America: Civil War”. Los meses de rodaje fueron muy intensos, pero los equipos de producción de Marvel Studios y de Sony Pictures me ayudaron muchísimo y me hicieron sentir seguro en todo momento. Además, trabajar con Marisa (Tomei) y Robert (Downey Jr.) fue increíble.

¿Te inspiraste en las actuaciones de Tobey Maguire y de Andrew Garfield (sus predecesores en el papel) para preparar tu interpretación?

¡Desde luego! Creo que ambos hicieron un trabajo excelente y, sobre todo, los dos consiguieron que su Spider-Man fuera único. En mi caso esto no fue muy difícil, ya que la diferencia de edad (Holland obtuvo el papel cuando tenía solo 19 años, mientras que Maguire y Garfield rondaban los 30) suponía ya un cambio respecto a las interpretaciones previas del superhéroe. Sin embargo, más allá de esta “brecha generacional”, una de mis prioridades fue crear una versión de Spider-Man que resultara creíble y que lograra conectar con el público.

En el instituto que aparece en la película, los “nerds” del equipo de decatlón son respetados y admirados por el resto de sus compañeros. ¿Cuál crees que es el mensaje que quieren transmitir los guionistas con esta idea?

Este detalle es, precisamente, una de las cosas que más me gustan de “Spider-Man: Homecoming”: todos los ingredientes de la película, desde los diálogos hasta la forma en que se comportan los personajes, animan a los adolescentes a quererse tal y como son. Peter y su mejor amigo, Ned Leeds (Jacob Batalon), son, sin duda, un par de “nerds”, pero eso no les impide ser felices y disfrutar de su amistad. Estoy convencido de que, cuando los espectadores más jóvenes vean que un superhéroe se enfrenta a los mismos problemas que ellos en la escuela, muchos de ellos sonreirán y se sentirán muy comprendidos.

Spider-Man se enfrentará a todo tipo de desafíos a lo largo de la película.

¿Te arrepientes de haber “sacrificado” tu experiencia en el instituto para hacer películas?

¡Para nada! De hecho, tengo la sensación de que lo que he vivido hasta ahora en el mundo del cine me ha enseñado más de lo que hubiera aprendido en diez universidades. Creo que, de algún modo, las películas en las que he participado equivalen, en una escala distinta, a las clases de la escuela a las que nunca pude ir, y por eso no siento que me haya perdido nada. Sin embargo, creo que mi experiencia no hubiera sido la misma si no hubiera contado con el apoyo de mi familia, de mis amigos y de los increíbles directores con los que he trabajado durante estos años.

“Spider-Man: Homecoming” tiene lo mejor de ambos mundos: una historia emocionante sobre superhéroes y los típicos problemas y enredos de instituto. ¿Crees que esta combinación causará sensación entre el público?

No me cabe la menor duda, ya que, al ser una mezcla de realidades muy diferentes, el resultado es único y, por tanto, acabará siendo un éxito. De hecho, si uno se para a pensar en películas del universo Marvel como “Ant-Man”, “Doctor Strange” y “Guardians of the Galaxy“, todas ellas comparten la temática de superhéroes, pero, al mismo tiempo, son muy diferentes entre sí, y ahí está la clave de su triunfo en las taquillas. En esta línea, “Spider-Man: Homecoming” no tiene nada que ver con lo que hemos visto hasta ahora, y por eso creo que será muy bien recibida entre el público.

¿En qué se parecen Peter Parker y Tom Holland más allá de su apariencia y de su juventud?

Lo que más me gusta del personaje de Spider-Man es su capacidad para mantener los pies en la tierra cuando las cosas cambian a su alrededor de un día para otro, y creo que esa virtud es algo que los dos compartimos y valoramos muchísimo. Al igual que ocurre con el mundo de Peter Parker, mi vida ha dado un giro de 360 grados desde que llegué a Hollywood, pero eso no me ha hecho cambiar como persona.

Tom Holland posa en la “premiere” de la película celebrada en Los Ángeles el 28 de junio.