Video: Hormigas voladoras invanden las canchas de Wimbledon y molestan a los tenistas

Las autoridades del torneo dijeron que "no pueden hacer nada"
Video: Hormigas voladoras invanden las canchas de Wimbledon y molestan a los tenistas
Wimbledon sufre una invasión de hormigas voladoras

LONDRES.- Las hormigas voladoras invadieron los courts de Wimbledon, provocando desconcentraciones en los tenistas, incomodidad en el público y dificultades en los jueces de silla. La humedad y la temperatura cercana a los 26 grados generaron que una verdadera plaga que, literalmente, se apoderó del All England.

Era extraño lo que pasó. Había insectos y más insectos volando alrededor mío“, aseguró el francés Jo-Wiflried Tsonga, una de las “víctimas” en su encuentro contra Simone Bolelli. El italiano, precisamente, añadió: “Es normal que en los partidos de noche en los Estados Unidos o en Australia haya insectos, pero esto fue distinto. Se me metían en la nariz y en las orejas. Estaban descontroladas”. “Estuve por pedir que pararan el juego, porque chocaban contra mi cara mientras yo intentaba golpear la pelota. Fue increíble”, amplió el estadounidense Sam Querrey.

Lo que sucedió fue un hecho natural al que llaman “Flying Ant Day“, que es la etapa de reproducción de estos insectos. Las autoridades de Wimbledon se disculparon, pero dijeron que no pueden hacer nada al respecto. “Es un fenómeno natural y sucede en todo el país. Me temo que sólo tenemos que aguantar”, expresó un portavoz del tercer Grand Slam del año.

Querrey, que recibió esta suerte de “ataque” durante su match ante Nikoloz Basilashvili en el court 18, aquel del partido de once horas y cinco minutos entre John Isner y Nicolas Mahut en 2010, perdió toda la concentración cuando un enjambre se acercó a su sector. “Se lo mencioné al árbitro y él se echó a reír. ‘Oh, es por las flores, los insectos son felices’, me dijo. Se encogió de hombros como si no fuera algo grande. Me sorprendió, pero seguí jugando”, dijo Querrey, que finalmente triunfó por 6-4, 4-6, 6-3 y 6-3, por la segunda rueda.

Durante la jornada del miércoles, en la televisación oficial de Wimbledon fue usual observar el bullicioso vuelo de los insectos alrededor de los jugadores. Incluso, hicieron planos muy cercanos de las hormigas apoyadas en el césped o sobre las lonas que utilizan para tapar los courts cuando llueve.

Las temperaturas y la humedad, por el momento, siguen siendo altas. Es probable que el fenómeno se vuelva a producir en las próximas jornadas. Entonces, a los tenistas no les quedará otra que tolerar la inesperada invasión.