Un sueño inocente, pero sin retorno

Pediatra experta en el tema, ofrece tips para que los padres prevengan el Síndrome de Muerte Súbita Infantil
Sigue a El Diario NY en Facebook
Un sueño inocente, pero sin retorno
Recomiendan a los padres colocar a los bebés de espalda cuando duermen y no dejarlos solos.
Foto: Suministrada.

El Síndrome de Muerte Súbita Infantil puede ocurrir de muchas formas y en cualquier momento, pero es durante el sueño del bebé cuando esta tragedia familiar es más común y, aunque muchos padres se sienten responsables -y hasta son acusados penalmente por ello-, lo cierto es que se trata, en muchas ocasiones, de un accidente producto de la inexperiencia de progenitores primerizos, del instinto paternal de protección o de la falta de información.

Según explica la doctora Rachel Prete, pediatra del Arnold Palmer Hospital for Children, que forma parte del Orlando Health, cada año ocurren muchos accidentes de este tipo en todo el país.

“Según estudios, 3,500 niños mueren anualmente en los Estados Unidos debido al Síndrome de Muerte Súbita Infantil cuando están durmiendo y hay varias recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría que realmente han demostrado que reducen estos incidentes”, indica Prete.

Entre las principales recomendaciones que sugiere la pediatra, al igual que lo han hecho las autoridades neoyorquinas, destacan el colocar al bebé de espalda cuando va a dormir en la cuna.

“El problema es que muchas veces los padres piensan que es mejor poner al bebé de lado o en su estómago porque babean frecuentemente, pero ese no es el caso, porque sabemos que los niños tienen un mecanismo innato que no permite que se ahoguen cuando están de espalda. Por eso siempre deben colocarlos de espalda porque el riesgo de sofocación es mucho más alto cuando están boca abajo o en su estómago”, explica la experta.

Doctora Rachel Prete, pediatra del Arnold Palmer Hospital for Children, que forma parte del Orlando Health.

Otra sugerencia de la doctora Prete es que los padres deben asegurarse de usar superficies firmes en las cunas en las cuales duerman sus bebés y no colchones de espuma o ponerles almohadas pensando que van a estar más cómodos, porque eso, según indica pediatra, es algo que puede crear sofocación.

“Tampoco deben usar sofás, sillones o mochilas para cargar bebés, porque no son seguras para los niños. Deben usar una superficie firme aprobada por la Comisión de Seguridad de Productos del Consumidor, indica Prete.

“Cuando hay un recién nacido los padres tienen buena intención y piensan que el bebé va a dormir mejor con ellos o que va a dormir  mejor cuando es sostenido en sus brazos, pero a veces los padres se quedan dormidos con el bebé en la cama porque ellos mismos están exhaustos”, advierte la pediatra.

Debido a que la doctora Prete trabaja en el área de Orlando, Florida, muchos de sus pacientes son latinos y, según su propia experiencia, uno de los principales problemas con los padres hispanos es que muchas veces sobrecalientan a sus hijos porque los arropan más de la cuenta.

“Particularmente los padres latinos ponen muchas capas de ropa o muchas cobijas en sus bebés y pueden provocar un calentamiento excesivo lo que puede conducir a una muerte súbita”, explica la experta.

Por esta razón la doctora Prete recomienda, principalmente a los padres hispanos, a que no exageren en el cubrimiento de sus bebés para que los mismos estén tan cómodos como los adultos que habitan en el mismo lugar.

“Si el padre o la madre están cómodos usando una camiseta, el bebé debe estar usando una camisita y sólo una cobija liviana”, aconseja Prete.

Finalmente la experta sugiere a los padres que, aunque el bebé esté dormido, que lo vigilen las 24 horas. “Muchas veces lo padres ponen al bebé en la cuna o en la cama y se van por un rato pensando que el bebé no va a ir a ninguna parte, pero su hijo puede rodar hacia la pared, puede enrollarse entre las sábanas y sofocarse”, dice Prete.

El síndrome

El Síndrome de Muerte Súbita Infantil es la muerte repentina e inexplicable de un niño menor de un año de edad. Algunas personas llaman este síndrome “muerte en la cuna” porque muchos casos de bebés muertos son encontrados en sus cunas. El síndrome de muerte súbita infantil es la principal causa de muerte en niños entre un mes y un año de vida. La mayoría de los casos ocurre cuando los bebés tienen entre dos y cuatro meses de edad.