¿Estás con una pareja mentirosa?

Coach de vida ofrece tips para reconocer las señales de alerta
¿Estás con una pareja mentirosa?
Las mentiras permanentes por parte de un integrante de la pareja crean conflictos y, eventualmente, al quedar al descubierto el mentiroso, se rompe la confianza y la relación termina en separación o divorcio.

Más de la mitad de los matrimonios terminan en divorcio, señalan las estadísticas de los Centros de Control y Prevención de las Enfermedades (CDC).

Y las causas principales son infidelidad, violencia doméstica, incompatibilidad, aburrimiento, problemas económicos o de comunicación, insatisfacción sexual, adicciones, expectativas diferentes y desarrollo integral de los cónyuges de forma dispareja.

Pero el romance también se termina cuando la pareja “era una persona mentirosa y me vine a dar cuenta de ello un poco tarde”.

Esta fue la razón por la que Claudia Cortés, de origen colombiano, decidió romper una semana antes de su boda con “el amor de su vida”, con quien mantuvo una relación de cinco años.

“En la víspera de nuestro matrimonio vine a descubrir que además de ser una persona mentirosa, era un hombre infiel. Y cancelé todo, sin importar el qué dirán y el gasto que habíamos hecho en invitaciones, anillos de compromiso, trajes de boda, arriendo del club donde se haría la fiesta, etc.”, cuenta con voz firme la enfermera de profesión.

Claudia se dio cuenta de quién era realmente su pareja tras una corazonada, “de esas que a veces sentimos las mujeres, cuando me vino a decir a una semana antes de la boda que la compañía lo mandaba con otros compañeros a un viaje de negocios”.

“Sin que él se diera cuenta, me dio por averiguar a dónde viajaban, quiénes viajaban… ¡Y nadie sabía nada! Así que dejé que se fuera, no le dije nada, y al segundo día de haberse ido lo llamé a la media noche y quien me vino a contestar su teléfono celular fue una voz de mujer”, recuerda Claudia. “Así que colgué el teléfono y esperé con tranquilidad su llegada y después de escuchar sus historias lo desenmascaré y se terminó todo, porque al escucharlo hablar con tanta naturalidad y seguridad de cosas que sabía que eran mentiras, descubrí que era un individuo mentiroso”.

La mentira es muy común

El caso de Claudia no es único. De acuerdo con la psicoterapueta Elizabeth Delicio, basada en Miami, Florida, “los divorcios y separaciones debido a que el cónyuge o compañero [masculino o femenino] es una persona mentirosa se dan con más frecuencia de lo que se piensa”.

“A nadie le gusta vivir con un ser humano que no se conoce tras tantas mentiras que dice”, asienta Delicio. “Y, lo peor, la persona que patológicamente es mentirosa tiene siempre una personalidad antisocial o narcisista. Y miente porque siempre quiere lograr su objetivo sin pensar en las consecuencias negativas que genera hacia los demás. Como quien dice, siempre quiere salirse con las suyas”.

El rompimiento en estos casos se genera tras la pérdida de la confianza.

“Toda relación, de cualquier tipo, se basa en la confianza. De no haber confianza, entonces no existe la relación”, explica la Dra. Ana Nogales, especializada en psicología.

Y la confianza se rompe tras el descubrimiento de las llamadas mentiras gruesas, más que de las blancas. Cuando esto sucede, tal como me dicen mis pacientes, ‘mejor me divorcio porque no sé si voy a poder a tenerle de nuevo confianza'”, ahonda la psicoterapeuta de niños, individuos, parejas y familias en los condados de Orange y Los Ángeles.

Cómo reconocer al mentiroso (a)

La coach de vida Elena Burnett, basada en Los Ángeles, asegura que “desenmascarar a un mentiroso(a) no siempre es fácil, ya que quien vive en una mentira constante termina creyéndose aquello que promulga”.

Sin embargo, existen ciertas señales de alerta que hay que observar para alejarse a tiempo de un(a) eterno(a) mentiroso(a) antes de meterse de lleno en la relación. De acuerdo con Burnett, son las siguientes:

  • Es una persona manipuladora
  • Le gusta tergiversar las cosas
  • Siempre encuentran la manera de justificarse
  • Sabe darle la vuelta a cualquier situación para parecer que la culpa es de otros
  • Lo que transmite con palabras no concuerda con su lenguaje corporal
  • La mirada la tiene distante y siempre disfraza la mentira con una sonrisa traviesa
  • Le gusta mantener control de la información dada a amigos y familiares y no le gusta mezclar. A cada quien le cuenta lo que le conviene y a todos los mantiene distante
  • Siempre juega el papel de víctima
  • Siempre está en el uso de la razón
  • Es narcisista e insensible

Y si además de mentiroso(a) es infiel, estas serían las otras señales a tener en cuenta:

  • Llamadas imprevistas en horas inoportunas, y cuando se le pregunta qué paso, quién era, la respuesta siempre es evasiva o simplemente “nada”
  • Salidas nocturnas de última hora sin proporcionar detalles ni explicación
  • Mencionar nombres de conocidos que resultan desconocidos para la pareja
  • Confundir nombres y no recordar lo que dijo. “Normalmente, las mentiras siempre son descubiertas a no ser que estemos enfrente de todo un profesional en el arte de la mentira. Pero, mentir es un arte que requiere de una buena dosis de memoria. Acordarse de qué se dijo o dejó de decir, y no dejar ningún cabo suelto es algo difícil y, tarde o temprano, la persona cae”, resalta la coach de vida
  • Muchos detalles o complacencias al tratar de excusarse por algo que hizo, para así no levantar sospechas
  • Poner límites a lo que se puede o no preguntar cuando se está teniendo una conversación de pareja
  • Contradicciones cuando trata de dar razón sobre algún acto o actitud poco normal que se dio.