¿Por qué inclinamos la cabeza hacia la derecha cuando besamos?

Quizá no lo has notado pero al parecer, el cerebro está programado para realizar este movimiento de forma automática
Sigue a El Diario NY en Facebook
¿Por qué inclinamos la cabeza hacia la derecha cuando besamos?
La persona que recibe el beso se adecua al movimiento de quien lo inicia.

Puede que la emoción del momento te supere, ¿pero te has fijado alguna vez hacia qué lado inclinas la cabeza cuando te besas con alguien en los labios?

Lo más probable es que lo hagas hacia la derecha.

Y si eres hombre, es muy posible que hayas sido tú quien tomó la iniciativa de dar el beso.

Esta es la conclusión de un estudio llevado a cabo por psicólogos y neurocientíficos de las Universidades de Daca, en Bangladesh y de las de Bath y Bath Spa, en Reino Unido, que analizó este comportamiento en 48 parejas de Bangladesh.

Los investigadores eligieron este país -donde este comportamiento no se observa en público y está censurado en la TV y el cine- para descartar la influencia de factores culturales, y para comparar la evidencia con estudios sobre el tema en el mundo occidental.

Si tu pareja es zurda…

Tras pedirle a las parejas que se besasen en privado y completaran un formulario sin consultarse el uno al otro, los investigadores observaron una tendencia hacia la derecha (tanto en la persona que toma la iniciativa como en el receptor) y que los hombres daban el primer paso 15 veces más que las mujeres.

Del total, dos tercios torcían la cabeza hacia la derecha.

Los investigadores pudieron predecir hacia qué lado lo harían dependiendo de si la persona que iniciaba la acción era zurda o diestra.

Y, el lado que esta elegía, indicaba para cuál lo haría el receptor.

Es decir, el recipiente sigue al que promueve la acción para evitar un movimiento en espejo, que, según los sujetos del estudio, producía una sensación de incomodidad para ambos.

“Este es el primer estudio que muestra diferencias de género en la iniciación del beso (…) y cómo la dirección que toma la cabeza del iniciador tiende a modular la dirección del movimiento del recipiente del beso”, señalo Rezaul Karim, investigador de la Universidad de Daca y autor principal del estudio.

Dos hemisferios

¿Pero por qué lo hacemos así? Según los investigadores, nuestro cerebro está programado para ello.

El acto de besar está determinado por la forma en que el cerebro divide las tareas por hemisferios.

De acuerdo al estudio, es posible que los diferentes niveles hormonales (como por ejemplo el nivel de testosterona) y de neurotransmisores (como la dopamina) distribuidos en cada hemisferio, generan una tendencia a virar hacia la derecha.

“Este estudio es único porque nos muestra un comportamiento privado (…) que tiene implicaciones para todo el mundo”, añadió Michael Proulx, científico de la Universidad de Bath.

“Investigaciones previas no podían descartar la influencia cultural porque los sujetos del estudio eran occidentales. Pero resulta que los humanos somos similares aunque difieran nuestros valores sociales“, concluyó el investigador.