Exclusiva: Dan apoyo emocional a latinas víctimas de violencia y VIH

Organización comunitaria en Queens que ayuda a inmigrantes hispanas, muchas de ellas indocumentadas, recibe fondos de la Ciudad para proporcionar servicios de salud mental

Guía de Regalos

Exclusiva: Dan apoyo emocional a latinas víctimas de violencia y VIH
La Primera Dama, Chirlane McCray (izquierda de pie), eschucha a un grupo de latinas sobrevivientes de violencia doméstica durante una terapia de grupo en Voces Latinas.
Foto: Pedro F. Frisneda / El Diario

La organización comunitaria Voces Latinas, ubicada en pleno corazón de Jackson Heights, Queens, que presta servicios de apoyo y consejería a inmigrantes hispanas para reducir los altos índices de violencia doméstica e infecciones de VIH, recibió la semana pasada una visita muy particular.

La primera dama de la ciudad de Nueva York, Chirlane McCray, recorrió el miércoles las instalaciones de esa organización para conocer de cerca el trabajo que vienen realizando sus empleados que, gracias a fondos otorgados por la Administración De Blasio, han sido entrenados para ofrecer servicios de salud mental a mujeres hispanas que han sido víctimas de violencia por parte de sus parejas y que se encuentran en alto riesgo de infectarse con el VIH.

Voces Latinas pertenece a un grupo de 15 organizaciones comunitarias de toda la ciudad que fueron seleccionadas para recibir financiamiento a través del Fondo del Alcalde para implementar la iniciativa “Connections to Care” (C2C ), que tiene como fin integrar servicios de apoyo de salud mental a los programas que ya ofrecen estas organizaciones, las cuales sirven a poblaciones que están en alto riesgo de sufrir problemas psicológicos.

La comunidad latina es una población que está creciendo mucho en nuestra ciudad y sabemos que las necesidades de salud mental no se están cubriendo, pero con el programa C2C se está entrenando a personas para que puedan atender esas necesidades”, dijo la primera dama, quien se ha convertido en un símbolo de la lucha contra las enfermedades mentales en la Gran Manzana,

“Espero que veamos más historias exitosas en los próximos años como las que vimos hoy; la gente se está entrenando para ayudar a su propia comunidad, algo que es muy importante en las comunidades es de color, porque no tienen esos recursos que necesitan”, resaltó.

Hay mucho estigma

Durante su recorrido, al cual tuvo acceso exclusivo El Diario, McCray destacó la necesidad de acabar con el estigma que existe sobre las enfermedades mentales en la comunidad latina.

“El estigma es asombroso. Hay como una barrera que hace muy difícil hablar sobre eso y entenderlo. Pero tenemos que cambiar esa cultura; que la gente se siente más segura y cómoda de conversar sobre las enfermedades mentales y  las adicciones. Que sepan qué hacer y hacia dónde dirigirse para obtener ayuda”, indicó la primera dama, quien hace casi dos años creó la iniciativa “ThriveNYC, una estrategia global que tiene como objetivo cambiar la percepción y el estigma que rodea a las enfermedades mentales y proporcionar un mayor acceso a los servicios de salud psicológicos en la ciudad.

“Estuve sorprendida al ver como las mujeres aquí hablan sobre las enfermedades mentales. Creo que el tener conversaciones con el personal y las promotoras de salud ayuda a las personas entender más el hecho de que esas enfermedades son parte de la condición humana”, dijo McCray luego de hablar con los clientes y el personal de Voces Latinas.

Como parte de la iniciativa C2C, 17 miembros del personal de Voces Latinas han sido entrenados en clínicas para que puedan proporcionar apoyo de salud mental a sus clientes y asegurarles que tengan acceso a atención clínica cuando la necesiten. El entrenamiento incluye evaluación y reconocimiento de síntomas, educación psicológica, primeros auxilios en salud mental y entrevistas motivacionales.

Según indicó Nathaly Rubio-Torio, directora ejecutiva de Voces Latinas, el 75% de las mujeres que acuden a esa organización en busca de ayuda y que son examinadas, dan positivo a las pruebas de depresión, una tasa muy alta que demuestra la necesidad de servicios de salud mental en esa comunidad. Se trata en su mayor parte de mujeres que han sufrido traumas emocionales.

“Nos dimos cuenta que muchas de las mujeres que venían y tenían VIH también eran víctimas de violencia domestica o tenían un pasado de violencia”, indicó la ejecutiva.

La Primera Dama escucha a la directora ejecutiva de Voces Latinas, Nathaly Rubio-Torio (derecha), durante su reunión con los empleados de la organización.

Miedo en la era Trump

Rubio-Torio indicó que la organización que ella dirige atiende un promedio de 3,000 personas anualmente, todas ellas de origen hispano. De ese total, un 75% son inmigrantes indocumentados. Por eso, a la ejecutiva no le extraña ver que exista tanto miedo y ansiedad actualmente entre sus clientes, debido a la retórica antiinmigrante de la Administración Trump.

“Muchos vienen aquí a tocar la puerta para hacer preguntas y buscar ayuda, pero en los últimos meses ese número ha bajado porque la gente está nerviosa y lo piensa dos veces antes de salir a la calle a buscar ayuda”, dijo.

Como no tienen documentos no quieren hablar con nadie, especialmente si son víctimas de violencia domestica. Lo piensan muchas veces antes de buscar ayuda porque tienen miedo de lo que le van a preguntar, de que se involucre la policía y les pidan papeles”, aseguró Rubio-Torio.

Con esto coincidió McCray, quien cree que el actual ambiente político ha multiplicado las dificultades de muchas personas que necesitan ir a lugares como Voces Latinas en busca que ayuda. “Sabemos que la gente está viviendo en la clandestinidad y no están tratando de acceder a servicios por miedo. Tienen una gran necesidad de ayuda, pero no salen”.

Yoani Santiago, una inmigrante mexicana que fue víctima de violencia doméstica por más de 13 años.

No se quedan calladas

La visita de Chirlane McCray a Voces Latinas, que se realizó en el marco de la semana “City Hall in Your Borough”, que se llevó a cabo en Queens, también le dio la oportunidad a la primera dama de escuchar de primera mano, las dramáticas historias de un grupo de latinas que mediante terapias de grupo están tratando de dejar atrás el trauma y las horribles experiencias que le han dejado años de relaciones abusivas.

Este es el caso de Yoani Santiago, una inmigrante mexicana de 37 años, quien soportó por más de una década el constante abuso de su marido –y padre de sus tres hijos–, y que le hizo pensar en el suicidio en más de una oportunidad.

Aunque con lágrimas en los ojos, Santiago tuvo el valor de pararse frente a McCray, en un salón repleto de personas, para contarle al trauma por el que ella y sus hijos habían pasado.

“Yo fui víctima de violencia doméstica por 13 años. Fueron muchas formas de violencia, como abuso verbal, psicológico, emocional y físico y allí fue cuando me di cuenta que me tenía que ir”, dijo la mujer que reside en Flushing con sus tres hijos de 14, 8 y 6 años.

“Me dio mucho miedo cuando se puso agresivo. Me amenazaba con que me iba a matar, que me iba a quitar a mis hijos y que iba a llamar a la policía para que me mandaran a mi país”, narró la mujer quien asegura que el control de su marido era tanto, que la tenia aislada de su familia y hasta no la dejaba trabajar. “Me insultaba, me vigilaba y chequeaba mi teléfono constantemente. Estaba obsesionado y quería tener el control emocional y financiero. Me decía que no me podía ir porque no era nada sin él y yo me lo creía”.

Pero no fue sino hasta después que su marido la abusó físicamente en varias oportunidades que Santiago decidió escaparse con sus hijos. “En dos ocasiones me agarró por el cuello y trató de estrangularme. Una tercera vez me agredió muy fuerte en los brazos. Me dio mucho miedo y no aguanté más”.

Gracias a los servicios que ofrece Voces Latinas, Santiago tiene un año y nueve meses participando en terapias de grupo y recibiendo ayuda psicológica.

“Allí aprendí a reconocer las señales de la violencia domestica y pude hablar de mis problemas. Estaba sufriendo de mucha ansiedad, depresión, baja autoestima y estaba muy nerviosa, pero aquí me han ayudado con  mi salud mental”, aseguró la inmigrante, quien confesó que sus hijos también fueron afectados por el abuso y también han tenido que recibir ayuda psicológica. “A los niños les afectó emocionalmente pero fueron las maestras las que se dieron cuenta porque yo estaba ciega; estaba tan inmersa en mi dolor que no me daba cuenta del dolor de mis hijos”, dijo.

Tras escuchar varios testimonios como el de Santiago, la primera dama aseguró sentir tristeza y una fuerte empatía por estas mujeres debido a las experiencias y traumas que han padecido. Sin embargo, dijo que también hay esperanzas.

“Han pasado por algo muy difícil, pero al mismo tiempo han sido capaces de sentarse juntas y hablar sobre sus experiencias. Para ellas creo que la parte más difícil ha sido el tomar ese primer paso para buscar ayuda y tener esa primera conversación con alguien sobre algo que es tan terrible y que produce tanto miedo”, dijo McCray.

La Primera Dama, Chirlane McCray escucha el testimonio de Yoani Santiago durante su visita a Voces Latinas.

Servicio de Voces Latinas

Aparte de la asesoría y apoyo en temas como la prevención del VIH y la violencia doméstica y la consejería en salud mental de Voces Latinas, que fue fundada y es liderada por mujeres, también  ayuda a aquellos que necesitan servicios legales, como órdenes de protección o iniciar procesos migratorios, especialmente para mujeres indocumentadas que están siendo abusadas. Estas son capacitadas y educadas para que sean líderes, se defiendan y tomen decisiones más saludables para ellas y sus familias.

De igual forma ofrecen servicios de prevención del VIH entre la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y trangéneros), prestando especial atención a las trans latinas. Todos los servicios son gratuitos, por lo que no se requiere de seguro médico,  y se ofrecen en un ambiente culturalmente y lingüísticamente apropiado,

Voces Latinas está ubicada en el 37-63C 83rd Street, Suite 1B, Jackson Heights, NY 11371. Se puede comunicar llamando al (718)-593-4528 o visitando: www.voceslatinas.org.

En toda la ciudad, a través de las 15 organizaciones que han recibido fondos de C2C, se han capacitado a 846 personas en salud mental, las cuales ha ayudado a má de 4,000 neoyorquinos en el último año.