México confirma que 34 connacionales iban en el tráiler de migrantes en Texas

Siete de ellos murieron, informó la Secretaría de Relaciones Exteriores
México confirma que 34 connacionales iban en el tráiler de migrantes en Texas
Fueron trasladados en un tráiler

MEXICO – Siete de los diez migrantes fallecidos por asfixia en el interior de un camión en Texas el pasado fin de semana eran mexicanos, informó la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

“Con base en los datos disponibles al momento, 34 de las 39 personas que fueron abandonadas en el interior de una caja de tráiler en San Antonio son de nacionalidad mexicana“, explicó la Cancillería.

“De las víctimas mexicanas, 27 se encuentran hospitalizadas y siete perdieron la vida”, agregó.

El Consulado General de México en San Antonio da seguimiento puntual a la situación médica de los sobrevivientes y brinda atención a las familias de todas las víctimas, según un comunicado de la secretaria de Relaciones Exteriores.

Por ello, se iniciaron acciones para facilitar la visita de los familiares a los hospitales y los trámites para la repatriación de los mexicanos.

“El Gobierno de México expresa su gran pesar y reitera sus condolencias a los familiares de las personas que perdieron la vida en este lamentable incidente. Asimismo, alerta a todos los migrantes sobre los altos riesgos que conlleva el uso de redes de tráfico de personas”, concluyó la SRE.

Este lunes se informó que el conductor del camión en el que murieron los inmigrantes indocumentados por permanecer encerrados y sin  James Bradley, ventilación en su interior fue acusado por estas muertes, por lo que afronta una posible condena a muerte.

El camionero, identificado comode 60 años y natural de Clearwater (Florida), dijo a la policía desconocer que en su camión hubiera inmigrantes hasta que, alertado por los golpes, abrió el remolque y decenas de inmigrantes comenzaron a salir de él.

El suceso tuvo lugar en la madrugada del domingo en el estacionamiento de unos almacenes Walmart de San Antonio, poco después de la medianoche, cuando vehículos policiales, ambulancia y bomberos acudieron alertados de la tragedia.