Trump y republicanos a un paso del ʺfracaso totalʺ

Senado rechaza segundo proyecto de derogación del "Obamacare"
Sigue a El Diario NY en Facebook
Trump y republicanos a un paso del ʺfracaso totalʺ
Ante una última oportunidad de derogar el "obamacare" el futuro es oscuro para Trump

El Senado votó hoy en contra de un proyecto de ley para derogar la ley de salud del ex presidente Barack Obama, con un margen de actuación de dos años para diseñar su alternativa, una idea que sin embargo sí respaldó el Congreso en 2015, cuando la vetó el propio exmandatario.

El proyecto legislativo, impulsado por el senador libertario Rand Paul, es una de las propuestas presentadas en la Cámara Alta para acabar con el conocido como Obamacare, sin embargo, su impacto no convence a los republicanos más moderados, en cuyos estados la ley de Obama ha tenido un impacto positivo.

Con 45 votos a favor y 55 en contra, el Senado tumbó la segunda de las opciones que barajaban a tal fin, después de que la pasada noche acabaran con el primer proyecto, también por falta de acuerdo entre los conservadores.

Los republicanos que votaron en contra fueron Dean Heller (Nevada), John McCain (Arizona), Susan Collins (Maine), Lisa Murkowski (Alaska), Shelley Moore Capito (Virginia Occidental), Robert Portman (Ohio) y Lamar Alexander (Tennessee).

Además, el texto incluía una enmienda que pretendía alentar a más republicanos, por la que se prohibiría dar fondos federales a clínicas abortivas.

Aunque la Cámara Alta cuenta con mayoría republicana, con 52 senadores de ese partido, son más de media docena los que rechazan las alternativas propuestas hasta ahora, especialmente por sus recortes draconianos a las ayudas a la cobertura médica entre los más pobres.

Según los cálculos de la Oficina no partidista de Presupuesto del Congreso (CBO, en inglés), la propuesta rechazada hoy provocaría que 32 millones de personas perdieran su seguro médico en menos de diez años y un incremento de los costes de un 20 %.

Ante la falta de entendimiento, se espera que los republicanos lleven al Senado una derogación reducida de Obamacare conocida como “skinny bill” o “ley flaca”, en la que solo sometan a votación enmiendas en los pocos aspectos en los que hallen consenso.

Estas votaciones llegan después de que la Cámara Alta aprobara este martes por la mínima iniciar un nuevo procedimiento legislativo para mantener vivo el debate sobre el futuro de la ley sanitaria.

El vicepresidente, Mike Pence, en calidad de presidente del Senado, tuvo que deshacer el empate a 50 votos entre demócratas y republicanos para comenzar el debate legislativo, un procedimiento que normalmente no conlleva ningún tipo de discusión.

Dos senadoras republicanas, Susan Collins y Lisa Murkowski, se unieron a los 48 demócratas para votar contra la propuesta.

“Aplaudo al Senado por dar un paso gigante para poner fin a la pesadilla de Obamacare. Como muestra este voto, la inacción no es una opción”, dijo en un comunicado el presidente Donald Trump tras esa primera votación.