Usar o no usar las ‘Flip Flops’

Especialista da consejos para tener los pies a buen recaudo
Sigue a El Diario NY en Facebook
Usar o no usar las ‘Flip Flops’
Si usas flip flops hazlo con precaución.
Foto: Shuterstock

El verano es para muchos la época favorita de las estaciones del año. A todos nos encanta participar de actividades al aire libre y caminar más de lo acostumbrado. A la hora de escoger el calzado adecuado para cada actividad muchos cambian su calzado de tenis o botas cómodas a las famosas “flip flops”.

Estas populares zapatillas, fáciles de utilizar, pueden causar daños serios a tu cuerpo. Cuando hablamos de dolores de pie y tobillo, el 90% de las veces se deben a utilizas zapatos inadecuados.

No hay estadísticas claras de cuantas lesiones ocurren en el verano por utilizar flip flops, pero como especialista de pie y tobillo, lo veo bastante.

Todos los veranos hay una alta incidencia de fascitis plantar. La falta de soporte de las ‘flip flops” causan estiramientos anormales de la fascia plantar que soporta todo el arco de tu pie causando dolor de talón.

Cuando utilizas este tipo de zapatos con “entre dedos” durante el caminar tu pie tiene que funcionar de una forma diferente para pasar un paso a otro. Esto resulta en un paso corto que puede dañar los tendones de tus pies. Y como resultado de esto el desarrollo temprano de juanetes, dedos martillos (“hammer toes”), inflamación en tendones y huesos, como por ejemplo la tibia.

Las suelas finas y flexibles que tienen las flip flops, o chancletas como algunos le llamamos, son la causa de que los músculos de tus pies trabajen más fuerte, y al trabajar más arduo resulta en lesiones. Es muy común ver fracturas causadas por este tipo de zapato debido a todo el impacto que causan en tus pies.

En esta época vemos muchos casos de emergencias de lesiones traumáticas en los dedos debido a que no permanecen protegidos con este tipo de calzado. Es bien común ver lesiones como cortaduras con vidrios o clavos.

Hay daños increíbles, como por ejemplo hasta manejando con una “flip flop” la suela flexible se puede enredar con el pedal causando un accidente de tránsito. A muchos les encanta hacer tareas de la jardinería utilizando este tipo de zapato que pueden causar desde fracturas, picaduras de insectos, hasta agarrar infecciones por hongos o bacterias en los pies al exponerlos al suelo.

Algunas de estas sandalias de goma también causan golpes en los pies, laceraciones y burbujas.

Se recomienda

En este verano si vas escoger un tipo de sandalia debes seguir varios consejos.

Escoge una sandalia con una suela ancha y firme. Lo mejor es con soporte al arco. Hoy en día muchas marcas de sandalias ortopédicas ofrecen estilos muy atractivos.

Lo importante es que tengan soporte en la parte de atrás del talón para evitar que los músculos del pie tengan que trabajar más de lo indicado. Debes evitar el tiempo que caminas con flip flops. Este tipo de zapato debe utilizarse para caminar distancias cortas.

Además, debes evitar utilizarlas para ningún tipo de actividad física como correr, montar bicicleta, caballo, o motora.

El propósito mayor de usar “flip flops” debe ser exclusivo para caminar en áreas de piscina, en la playa cuando la arena está caliente o para una protección bien básica de la suela de tu pie.

Con ellas también puedes protegerte de contagiarte con pie de atleta o verrugas plantares cuando utilizas duchas públicas.

En conclusión, las “flip flops” no son el zapato más adecuado para muchas de tus actividades de este verano, pero son muy necesarias para tus actividades veraniegas. Si las usas, hazlo con precaución.

Como le digo a mis pacientes “los pies hay que cuidarlos porque ellos te llevan a muchos lados”.

info@drmariolarivera.com