Advierten sobre peligros de bebidas azucaradas en Nueva York

Autoridades de Salud neoyorquinas lanzan nueva campaña para concientizar sobre los efectos nocivos que tienen estos productos, especialmente entre niños latinos
Advierten sobre peligros de bebidas azucaradas en Nueva York
Los niños latinos tienen altas tasas de consumo de bebidas azucaradas, como las sodas.
Foto: Archivo

Una vez más, el Departamento de Salud e Higiene Mental de Nueva York (DOHMH) quiere asegurarse que los neoyorquinos –especialmente los padres de familia– entiendan los peligros que para la salud esconde el consumo de bebidas azucaradas como sodas y refrescos de frutas, entre otras.

Este lunes el DOHMH lanzó una nueva campaña publicitaria que tiene como título:  “The Sour Side of the Sweet” (“El lado agrio de lo dulce”), que busca educar sobre los efectos nocivos que tienen bebidas dulces como las sodas, té helado azucarado, bebidas deportivas, bebidas energéticas, ponche de frutas y otras bebidas con sabor a fruta.

Según un reporte del DOHMH, la ingesta de esas bebidas se ha reducido entre los adultos neoyorquinos –1.5 millones reportaron consumir una o más bebidas azucaradas diariamente en 2015–, pero su consumo sigue siendo alto entre los niños menores de 5 años, especialmente los latinos y los afroamericanos, quienes tienen tasas tres a cuatro veces más altas que los niños caucásicos.

“Nuestro ambiente no siempre ofrece opciones saludables, y las bebidas azucaradas a menudo se comercializan desproporcionadamente hacia los jóvenes, en barrios de bajos ingresos y comunidades de color”, dijo la vicealcaldesa de Salud y Servicios Humanos, la doctora Herminia Palacio.

Según las autoridades de Salud neoyorquinas,  entre los efectos negativos que tienen estas bebidas sobre la salud destacan el sobrepeso, la obesidad y la diabetes tipo 2. Esta son, precisamente, enfermedades crónicas que tienen tasas muy altas en barrios latinos y afroamericano y que son causantes de muertes prematuras.

“Las bebidas azucaradas pueden conducir al aumento de peso, que está vinculado a la diabetes tipo 2, hipertensión arterial y enfermedades del corazón -algunos de nuestros problemas de salud más preocupantes. Consumir estas calorías vacías también está asociado con la caries dental”, dijo la comisionada de Salud de Nueva York, la doctora Mary T. Bassett.

Como parte de esta iniciativa, el sistema de hospitales públicos de la Gran Manzana (NYC Health + Hospitals), que sirve a más de un millón de neoyorquinos anualmente, anunció que eliminará las bebidas azucaradas (excluyendo jugos que sean 100% de frutas) de sus máquinas expendedoras. Ya los hospitales habían dejado de servir  bebidas azucaradas con las comidas del paciente.

Los anuncios de la nueva campaña del DOHMH, que alienta a los neoyorquinos a reemplazar las bebidas azucaradas con opciones de menor contenido calórico como el agua, aparecerán en la televisión, medios digitales y periódicos locales.

Para más información sobre esta campaña y otras iniciativas de salud del DOHMH puede visitar: www.nyc.gov/health.

?>