¡Cuidado! No hagas click a este artículo

Hay alertas que tu cerebro rechaza
¡Cuidado! No hagas click a este artículo
Imagen por resonancia magnética que muestra las conexiones en un cerebro en desarrollo.
Foto: BBC

Lo prohibido es lo más atractivo. Que estés leyendo este artículo lo demuestra. El reto es una de las motivaciones más grandes que nos lleva a buscar alcanzar lo vetado. El trabajo en grupo es la mejor herramienta para evitar hacer lo que no debemos. 

Nuestro cerebro funciona con una motivación especial. En temas afectivos el libro Por qué los hombres aman a la cabronas, lo explica bien. El reto nos mueve, lo inalcanzable nos activa una motivación especial, para no darnos por vencidos hasta alcanzar lo propuesto.

No hacer lo prohibido es más sencillo cuando se trabaja en equipo. La abstención individual funciona al nivel que nuestra conciencia nos indique. Es fácil engañarnos a nosotros mismo, por ello en ocasiones pasamos el límite e incumplimos la norma.

La universidad de Columbia, en el Reino Unido, realizó un estudio en el que demuestra que respetar la norma, o no hacer lo prohibido, es más difícil individualmente. Organizaciones como alcohólicos anónimos tienen clara esta tendencia y es por ello que el trabajo en grupo reafirma la intensión de dejar una adicción, disminuye el deseo por hacer prohibido. Al parecer el placer de hacer algo no es el mismo cuando se está solo o en compañía.

Además debes saber que, no solo los contenidos verbales o escritos influyen en nuestro cerebro. Los colores también influencian de forma significativa nuestras decisiones. Entre más llamativo sea el aviso de “prohibido”, más motivación sentimos a hacer algo determinado. La teoría del color es utilizada en publicidad debido a su efectivo resultado.