Continúan arrestos en NYC por posesión de marihuana pese a rechazo de Alcalde

El ayuntamiento 'flexibilizó' la política sobre la marihuana en 2014, pero el NYPD sigue sin aceptar dicho cambio

Continúan arrestos en NYC por posesión de marihuana pese a rechazo de Alcalde
Los individuos en posesión de menos de 25 gramos de marihuana no deberían ser arrestados.
Foto: Getty Images

Parece ser que los criminales no son los únicos que actúan fuera de la ley, sino que los agentes del Departamento de Policía (NYPD) también se muestran reacios a cumplir con las peticiones de la Alcaldía de Nueva York de no arrestar a las individuos que posean pequeñas cantidades de marihuana.

Los datos oficiales son contundentes: desde que comenzó el año hasta el 11 de agosto, los abogados de Legal Aid defendieron a 5,934 personas arrestadas por delitos menores relacionados con esta droga, una cifra muy similar a la del año pasado, que ascendió a 6,180 casos.

Julio fue el mes en el que Legal Aid recibió el mayor número de casos vinculados a la marihuana en 2017. Según los datos de la organización, los abogados defendieron hasta un total de 867 arrestados, mientras que febrero fue el mes más ‘tranquilo’ con sólo 644 detenciones.

“Incluso los números más bajos indican que, a pesar del esfuerzo que estamos haciendo para que los casos menores relacionados con la marihuana no lleguen al sistema criminal, el camino que queda por recorrer todavía es muy largo”, afirmó Tina Luongo, fiscal a cargo de Legal Aid.

Bill de Blasio, sin embargo, no está de acuerdo con la versión de dicha compañía, ya que, según el portavoz de la oficina del Alcalde, Austin Finan, “la nueva política sobre la marihuana está funcionando perfectamente y los arrestos se han visto reducidos en un 37%“.

El ayuntamiento decidió en 2014 adoptar una postura más permisiva respecto al consumo de esta droga en pequeñas cantidades con el fin de reducir el número de detenciones de residentes hispanos y afroamericanos, quienes dejaban de ser miembros productivos de la sociedad.

Según esta política, los individuos descubiertos en posesión de menos de 25 gramos de marihuana no deberían ser arrestados, sino que sólo recibirían una orden de comparecencia para declarar ante el juzgado. Sin embargo, Luongo cree que estas medidas no siempre se cumplen en los barrios habitados por minorías.