Promueven ley para que agentes de ´La Migra´ usen cámaras corporales

Dos concejales de NYC presentan una resolución que solicita al Congreso en Washington aprobar una legislación federal

Tanto ICE como el CBP han sido criticados por prácticas abusivas durante las operaciones de arrestos.
Tanto ICE como el CBP han sido criticados por prácticas abusivas durante las operaciones de arrestos.
Foto: ICE

En lo que podría ser una nueva herramienta para defender a los inmigrantes, los concejales Carlos Menchaca y Mark Levine presentaron este jueves una resolución al Congreso de Estados Unidos, para que apruebe una legislación que reglamente que tanto los agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) como los de Protección de Fronteras (CBP), usen cámaras corporales durante las operaciones de arresto que ejecutan.

Los concejales tuvieron el inmediato respaldo de los congresistas demócratas, Adriano Espaillat de Manhattan  e Yvette D. Clark de Brooklyn, los que anticiparon que buscaran en Washington el respaldo bipartidista para concretar la iniciativa.

El espíritu de la legislación busca más transparencia en las operaciones y fomentar la rendición de cuentas por parte de ICE y de la CBP, como una fórmula para garantizar que las actividades que desarrollan en el contexto de aplicar las leyes de inmigración, se lleven a cabo de manera segura y legal, y en consecuencia, proteger los derechos de los inmigrantes y sus familias.

“Las cámaras corporales protegen a las personas y reducen las quejas contra los oficiales. Deben ser un requisito cuando los agentes federales de inmigración llevan a cabo operaciones de campo y arrestos”, dijo el concejal Menchaca, que preside el Comité de Inmigración del Concejo.

Menchaca destacó que como representante electo de una comunidad de inmigrantes y como presidente del Comité de Inmigración, ha documentado abusos en la aplicación de la ley migratoria que han causado graves efectos en las familias y las comunidades.

“Debemos establecer los más altos estándares de profesionalismo, transparencia y rendición de cuentas cuando las fuerzas del orden interactúen con poblaciones vulnerables como son los inmigrantes y personas indocumentadas”, insistió Menchaca.

De acuerdo a datos proporcionados a los medios durante el anuncio, ICE arrestó a más de 41,000 inmigrantes indocumentados en los primeros 100 días después de que el presidente Trump emitiera sus órdenes ejecutivas de inmigración, esto significa un aumento del 38% en las detenciones durante el mismo período en 2016.

Tanto ICE como el CBP han sido criticados por prácticas abusivas, falta de transparencia y rendición de cuentas, dijeron los concejales, quienes hicieron notar que, al menos la mitad de las aproximadamente 18,000 agencias locales del orden público del país utilizan cámaras corporales.

“Se trata de proteger los derechos de una población vulnerable. Los inmigrantes y sus familias merecen ser tratados con dignidad y respeto, independientemente de si están o no documentados “, dijo de su parte el concejal Levine, patrocinador principal de la resolución.

Levine explicó que la ley que se busca crear, ayudaría a garantizar el trato justo de todas las personas al momento de  interactuar con agentes de ICE.

El concejal Mark Levine (centro) hace el anuncio junto al congresista Adriano Espaillat (a su izq.).

“Existe una clara necesidad de una mayor transparencia, dado el creciente número de denuncias contra agentes de ICE, en cuanto a que utilizan fuerza desproporcionada durante los arrestos y además, se los acusa de que tienen como objetivo arrestar a inmigrantes no violentos y de procesar a sus familias para su deportación”, subrayó Levine.

Menchaca y Levine argumentaron que varios estudios han demostrado que hay menos violencia y menos quejas cuando los agentes del orden público usan cámaras corporales.

Un estudio realizado por la Universidad del Sur de la Florida durante el período de 12 meses comprendido entre marzo de 2014 y febrero de 2015 demostró que el uso de cámaras corporales resultó en una disminución del 53% en incidentes de uso de la fuerza por parte de los agentes, como también, reducciones significativas en el número de lesiones de los civiles y oficiales.

Entre tanto, la congresista Yvette D. Clarke recordó que el presidente Trump ha ampliado dramáticamente el número de indocumentados como prioridad para la deportación.

Según Clarke, muchos inmigrantes en Brooklyn y a través del país, ahora temen hacer denunciar o llamar a la Policía por temor a ser referidos luego a las agencias de inmigración.

“En los últimos años, muchas agencias de aplicación de la ley han exigido a sus oficiales que usen cámaras corporales al realizar detenciones o interactuar con la comunidad, con el fin de aumentar la responsabilidad y generar la confianza del público en los funcionarios. Debemos aplicar este mismo enfoque a la aplicación de la ley de inmigración”, sugirió Clarke.

Un informe interno de 2016 del Departamento de Policía de San Diego reveló cambios significativos después de que los oficiales comenzaron a usar cámaras corporales en 2013, incluyendo una disminución de 43.1 % en las acusaciones de mala conducta, así como la disminución del 47,4 % en las acusaciones graves relacionadas con el comportamiento criminal, la discriminación, el uso de la fuerza y ​​los insultos raciales o étnicos.