Doblete y golazos de Asensio ponen en éxtasis al madridismo

Sin embargo,el Valencia bajó a la tierra al campeón y le sacó un empate en un gran partido en el Bernabéu
Doblete y golazos de Asensio ponen en éxtasis al madridismo
El doblete y la gran actuación de Asensio ante el Valencia pone en un predicamento a Zidane. EFE
Foto: EFE

MADRID, España – El Valencia de Marcelino García Toral frenó la intratable línea en la que se había instalado el Real Madrid y bajó a la tierra al campeón (2-2), remontando el marcador y cediendo únicamente al talento de Marco Asensio, que firmó con un doblete un partido para enmarcar.

El fútbol presenta cuestiones difíciles de explicar. Hay equipos a los que se les da bien un estadio y el Valencia es uno de los que asegura buena imagen en el Santiago Bernabéu. Puntuó en cuatro de sus seis últimas visitas y tras un periodo largo de sombras, la llegada de Marcelino le da otro empaque, tanto que desafió a un Real Madrid lanzado en su propia casa. Las ausencias de Sergio Ramos y Cristiano Ronaldo invitaban al intento con esperanza.

El Real Madrid arrancó con fuerza por el triunfo, sabiendo que le esperaba un duelo duro. La movilidad arriba favorecía la aparición de Marco Asensio por cualquier zona del campo. Le juntaba Zidane con Modric e Isco.

Tras error de Kondogbia apareció Asensio para convertir en fácil lo que es tan difícil en el fútbol. Salió disparado hacia portería rival con su elegante carrera y soltó un zurdazo con potencia y ajustado, imparable para Neto.

Los de Marcelino empataron con un tanto de premio a la cantera. La subida del incombustible Lato la vio Gayá y el pase atrás lo remachó a la red Soler.

Rodrigo avisaba, Zaza cabeceaba arriba y Keylor Navas se lucía volando a una falta de Parejo. Nada pudo hacer el tico cuando apareció de segunda línea Kondogbia, para sacar oro del pase atrás de Rodrigo.

Restaban trece minutos para el final y el Bernabéu se encendía para vivir un intento de remontada de los que tanto les gusta. Y lo acarició, con su equipo volcado y derrochando esfuerzo, tras el empate de Marco Asensio que hasta las faltas marca con clase.