México ofrece ayuda a EEUU por huracán, pero endurece postura contra Trump

Administración de Peña Nieto dice que colaborará "como buen vecino", pero responde a tuits en su contra
México ofrece ayuda a EEUU por huracán, pero endurece postura contra Trump
Enrique Peña Nieto y Donald Trump se reunieron en julio en Alemania.
Foto: SAUL LOEB/AFP/Getty Images

El gobierno mexicano se solidarizó con la administración del presidente Donald Trump tras los desastres causados por el huracán Harvey en Texas, para lo cual ofreció ayuda.

Sin embargo, dejó en claro cuatro puntos sobre temas que el republicano compartió en Twitter esta mañana, relacionados con el Tratado de Libre Comercio del Norte (TLCAN), el muro y la inseguridad en México.

Hemos ofrecido al gobierno estadounidense toda la ayuda y colaboración que puedan brindar las distintas dependencias gubernamentales mexicanas para atender los impactos de este desastre natural, como deben hacerlo siempre los buenos vecinos en momentos de dificultad”, informó la Secretaría de Relaciones Exteriores mexicana.

Con ese mensaje la dependencia cerró el comunicado que inició con la postura del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto sobre dos tuits presidente Trump.

“Con México teniendo uno de los más altos índices de criminalidad en el mundo, debemos tener EL MURO. México pagará por él, a través de un reembolso o de otra forma“, publicó el republicano.

A los pocos minutos, agregó un nuevo mensaje a su línea de tiempo en su red social favorita, relacionado con el TLCAN.

“Estamos en el proceso de renegociación del TLCAN (el peor acuerdo en la historia) con México y Canadá. Ambos se están poniendo muy difíciles. ¿Debería de terminarlo?“, expresó.

La depencia mexicana, a cargo de Luis Videragay, respondió sobre los cuatro temas que el mandatario tocó en sus tuits.

Sobre el muro se dijo que México no pagará “de ninguna manera y bajo ninguna circunstancia, un muro o barrera física que se construya en territorio estadounidense a lo largo de la frontera“. Agregó que dicha decisión no es una “estrategia negociadora mexicana, sino un principio de soberanía y dignidad nacional”.

El segundo punto afirmó que la violencia en la nación azteca “por el tráfico ilícito de drogas, armas y dinero entre nuestros países” es un problema compartido, y abogó a que se enfrente desde las que consideró sus raíces: “la alta demanda de drogas en Estados Unidos y la oferta desde México (y otros países)”, por lo que la lucha con ese problema debe realizarse con “trabajo en equipo”.

Sobre el TLCAN, la administración peñista expresó que “continuará siendo seria y constructiva, siempre poniendo el interés nacional por delante y buscando un resultado en el que los tres países norteamericanos ganen”.

Aunque fue enfático al señalar al presidente Trump que no habrá negociación en “ningún aspecto de la relación bilateral, por medio de las redes sociales o los medios de comunicación”.

Las tensiones entre ambos gobiernos han sido constantes, a tal grado que no ha habido una visita oficial por parte de sus líderes, aunque en su encuentro en Alemania, durante la reunión de los G-20, Trump mencionó rompió uno de los acuerdos con Peña Nieto: no hablar del muro, y ese día afirmó que México lo pagaría.

El gobierno mexicano también publicó su comunicado en inglés.