NY prepara una ofensiva legal si Trump elimina DACA

Mientras que gobernador Cuomo y el fiscal Schneiderman advierten que demandarán al Presidente, el Nuevo Movimiento Santuario está listo para albergar jóvenes indocumentados

NY prepara una ofensiva legal si Trump elimina DACA
MRNY indicó que ha organizado una marcha para este martes.
Foto: Getty Images

Las autoridades del estado de Nueva York indicaron este lunes que preparan una ofensiva legal contra la posible eliminación de DACA, luego de que varios medios divulgaran, citando fuentes no identificadas de la Casa Blanca, que el presidente Donald Trump tiene planeado anunciar este martes la eliminación del programa.

Según reportes, Trump retrasaría el fin de DACA por al menos seis meses, para darle tiempo al Congreso a aprobar una legislación para reemplazar el beneficio que actualmente ampara a 800,000 jóvenes a nivel nacional y unos 70,000 de ellos en Nueva York.

El gobernador Andrew  Cuomo y el fiscal general del estado Eric T. Schneiderman, advirtieron que demandarán a la Administración de Trump en caso de poner fin al beneficio migratorio.

 

“Informes recientes indican que el presidente Trump pondrá fin a la política de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia”, declaró el gobernador en un comunicado. “Si continúa con esta acción cruel, el estado de Nueva York demandará para proteger a los ‘dreamers’ y el interés soberano del estado en la aplicación justa e igualitaria de la ley”.

Cuomo indicó que la eliminación del programa dejaría en la cuerda floja a más de 42,000 neoyorquinos. “Tenemos una obligación legal y moral de asegurarnos de que las leyes se ejecuten fielmente y sin ánimo de discriminación”, sentenció el mandatario.

En tranto, el Fiscal General dijo que la demanda buscaría proteger a los ´dreamers’ neoyorquinos.

“Los soñadores son estadounidenses en todos los sentidos. Pagan sus impuestos y se han ganado el derecho de quedarse en el único hogar que han conocido”, expresó Schneideran.

El Fiscal Geeral destacó que los protegidos bajo DACA pagan más de $140 millones de dólares en impuestos estatales y locales, por lo que los reconoció como “miembros vitales de nuestra comunidad”.

El congresista por Nueva York Adriano Espaillat se sumó a las voces en defensa de DACA y envió un mensaje contundente a la Casa Blanca: “El Presidente debe pensar dos veces antes de traicionar a los jóvenes”. “La decisión de poner fin a DACA enviaría un mensaje escalofriante e iría en contra de la gran mayoría de los estadounidenses, quienes, sin importar su afiliación política, apoyan abrumadoramente a estos jóvenes”.

Iglesias darán refugio a jóvenes

Ante el incierto futuro del programa, que otorga permisos de trabajo a los jóvenes inmigrantes indocumentados traídos a este país cuando eran niños, los líderes religiosos, comunitarios, activistas y funcionarios electos de Nueva York ya planean estrategias para contrarrestar el impacto que implicaría su eliminación.

El sacerdote luterano Juan Carlos Ruíz, cofundador del Movimiento Nuevo Santuario, dijo que un centenar de iglesias en los cinco condados están preparadas para ofrecer refugio a jóvenes indocumentados en riesgo de deportación.

“Ha llegado el momento de desenmascarar esta política racista que se encubre bajo la bandera de seguridad nacional”, declaró el líder religioso. “La eliminación de DACA es otro atropello contra nuestra comunidad motivada por la xenofobia (…) es un golpe más en la cadena sistemática de represión”.

Ruíz llamó a los jóvenes a organizarse para hacer frente a las políticas del presidente Trump, que, según su opinión, acentúan el odio y la división.

Javier H. Valdés, codirector ejecutivo de Se Hace Camino Nueva York (MRNY), dijo que las acciones de Trump “son las de un presidente de supremacía blanca que complace los llamados odiosos de una base supremacista blanca cada vez más reducida”.

MRNY indicó que ha organizado varias acciones en defensa de DACA, incluyendo una marcha para este martes.

Gonzalo Mercado, director ejecutivo de La Colmena, comentó que varios jóvenes inmigrantes protegidos por DACA están experimentando depresión y ansiedad debido a la incertidumbre acerca del futuro del programa y el riesgo potencial de que su información trascienda a autoridades de inmigración.

Mercado comentó que la organización, establecida en Staten Island, extenderá sus servicios de consejería psicológica y terapia, además de los servicios legales.

“Los problemas de salud mental y emocional comenzaron cuando Trump ganó las elecciones y se agudizaron con los rumores de la eliminación de DACA”, dijo Mercado. “Este beneficio migratorio no fue un regalo de la administración de Obama, sino el resultado de la lucha de miles de jóvenes; sin embargo, se está utilizado como una maniobra política, dejando a los ‘dreamers’ en la cuerda floja”.

Piden acción local

Los funcionarios electos de Nueva York están pidiendo al gobierno del estado y de la ciudad que no solo mantengan las actuales protecciones para las comunidades inmigrantes, sino que las refuercen.

“La decisión podría obligar a volver a jóvenes criados como americanos a un lugar que nunca han visitado, es crueldad innecesaria y contraproducente, y exhorto a todos a ponerse de pie y hacer escuchar sus voces ante este intento inquietante de dividir y hacer daño”, expresó la senadora Marisol Alcántara.

El asambleísta Marcos Crespo pidió al alcalde Bill de Blasio y al gobernador Cuomo que se mantengan firmes en la defensa de los ‘dreamers’, independientemente de las acciones federales y sus repercusiones económicas para el estado en términos de fondos.

“Es hora de que los mismos republicanos tomen control y dejan a un lado las acciones impulsivas del presidente, tanto a nivel federal, como a nivel estatal y local”, comentó Crespo. “La incertidumbre no es únicamente sobre DACA, también sobre los programas de salud pública y asistencia social”.

Héctor Figueroa, presidente del sindicato 32BJ SEIU, se unió a las voces de protesta.

“La finalización de DACA sería, factualmente, un acto de expulsión que alcanza niveles de crueldad medieval. No sólo sería cruel por poner en peligro el futuro de 800,000 soñadores, además de que la gran mayoría de los estadounidenses apoyan extender el programa”.