Del Potro es mucho Del Potro para este Federer

El argentino superó al suizo en cuatro sets y se verá las caras con Nadal en la semifinal del US Open
Del Potro es mucho Del Potro para este Federer
Del Potro y Federer se saludan al final del partido.
Foto: Garrett Ellwood / USTA

QUEENS, NY – Cuando está motivado y metido en el partido, es imbatible. En 2009 barrió en la semifinal a Rafael Nadal y superó a Roger Federer en la final del US Open. Tenía 20 años. Ganó su primer y único –hasta ahora- torneo de Grand Slam.

Ocho años y cuatro operaciones en las muñecas después, Juan Martín del Potro se enfrentará el viernes a Nadal en la semifinal después de haber superado con más facilidad de la esperada a Federer por 7-5, 3-6, 7-6(8) y 6-4.

“No puedo creer que voy a jugar otra semifinal de Grand Slam después de todas mis lesiones. Y más aún aquí, en mi pista favorita”, comentó el de Tandil sobre la pista nada más terminar el partido, cuando unos cientos de argentinos aún cantaban “Oeoeoeoeoe, Delpooo, Delpoooooo”.

“Aquí también juego de local. Me encanta veros aquí”, les dijo a sus fans, mucho menos en número que los de Federer, pero mucho más ruidosos.

El argentino que, agripado, estuvo a punto de retirarse en el partido anterior ante Dominic Thiem cuando iba dos sets abajo y luego remontó de forma épica, esta noche no dio ningún signo de debilidad.

“No tenía nada que perder ante Federer y jugué mi mejor partido del partido”, apuntó Del Potro.

Con un juego sólido de pocos errores y un primer saque muy regular, el argentino ni siquiera necesitó arriesgar en exceso con su poderosa derecha para superar al genio suizo, quizá disminuido a sus 36 años por molestias musculares en la espalda que lleva arrastrando desde hace un mes.

“Sabía cuando entré a jugar que no estaba en lugar seguro. No tenía las mismas sensaciones que en Australia o Wimbledon”, comentó Federer en rueda de prensa.

“De todos modos, está siendo un año increíble para mí. Esto es parte del juego. No se puede ganar todo. Hay días que juegan mejor que tú. Juan Martín peleó como un león”, añadió el ganador de 19 “grandes”.

“Saqué casi perfecto”

Los primeros juegos fueron de tanteo entre dos tenistas que se respetan mucho uno al otro. Cada uno fue manteniendo su servicio sin demasiados problemas, probando sus armas. Del Potro comenzaba a pegar algún que otro revés a dos manos, en vez del cortado a una mano habitual desde la vuelta de su última lesión. Federer trataba de sorprender al resto atacando el segundo servicio del argentino.

Hasta que con 5-5 y servicio de Federer, Del Potro aprovechó su primera bola de break en un juego en que estrenó su derecha de verdad, esa que silba y levanta los “oooh” del público. Con el break en el bolsillo, el argentino sólo tuvo que cerrar el set con su saque.

“Hoy saqué casi perfecto”, aseguró.

En el segundo set, Federer comenzó a sacar mejor y Del Potro tuvo sus únicos momentos de debilidad. El suizo aprovechó las dudas de Del Potro para romperle el servicio. Fue suficiente para llevarse el set.

Del Potro utilizó el revés a dos a manos, un arma que tenía casi olvidada.
Del Potro utilizó el revés a dos a manos, un arma que tenía casi olvidada.

El tercer parcial se antojaba clave. Ambos lo sabían y dieron lo mejor de sí. Del Potro recuperó la tranquilidad y a las primeras de cambio rompió el servicio de Federer. Pero el suizo le devolvió el break cuando el set parecía encaminado para el argentino, logrando forzar el tie-break.

En aquella final de 2009 hubo dos tie breaks y Del Potro se hizo con los dos. Esta vez no iba a ser menos. Después de defender cuatro bolas de set al mejor tenista de la historia, el de Tandil aprovechó su primera para llevarse el parcial 10-8 y asestar un golpe psicológico brutal al suizo.

“Tuve suerte”, comentó Del Potro. “Hice doble falta con 6-6. Eso no puedes hacerlo frente a Federer”.

Así, el gigante argentino siguió creciendo en el cuarto set, en el que estuvo intratable con su servicio (sólo permitió tres puntos al resto) y fue capaz de romper el saque de Federer una vez. Más que suficiente.

“Me están haciendo un torneo espectacular todos ustedes”, dijo Del Potro en español dirigiéndose a las gradas tras la victoria. “Les agradezco de corazón la energía que me mandan desde las tribunas”.

Al argentino, que hasta este US Open no había ganado a ningún Top 8 en todo el 2017, le espera ahora el número 1 del mundo, Rafael Nadal.

“Jugué contra él aquí en 2009 y espero poder el resultado [barrió al español 6-2, 6-2, 6-2]”, dijo Del Potro. “Estamos más mayores, pero Rafa está jugando increíble este año”.

“Espero poder hacer un buen partido el viernes”, añadió. “Sé que si juego mi mejor tenis puede ser peligroso”.

Alrededor de la web