Estudiantes LGBT de escuelas secundarias tienen mayor riesgo de acoso, depresión y suicidio

Nuevo reporte de las autoridades de Salud neoyorquinas muestra que estos jóvenes experimentan mayor estrés, enfermedades mentales e intentan más quitarse la vida

Estudiantes LGBT de escuelas secundarias tienen mayor riesgo de acoso, depresión y suicidio
Los jóvenes LGBT sufren mayor intimidación y acoso en la escuela secundaria.
Foto: Gettyimages

Los estudiantes de secundaria, que acuden a las escuelas pública de la ciudad de Nueva York, y que se identifican como lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros (LGBT), corren mayor riesgo de sufrir intimidación y acoso (“bullying”), estrés, síntomas de depresión y otros problemas de salud mental. También son más propensos a abandonar el hogar de sus padres, en comparación con los jóvenes que no se consideran LGBT.

Así lo dio a conocer este miércoles el Departamento de Salud e Higiene Mental de la ciudad de Nueva York (DOHMH), al publicar el nuevo reporte “Epi Data Brief“, que contiene estadísticas provenientes de la encuesta “2015 NYC Youth Risk Behavior Survey” (YRBS), un sondeo que se realiza cada dos años de manera anónima entre estudiantes de escuelas públicas de Nueva York.

Según el reporte, en 2015, el 24% de los jóvenes LGBT reportaron haber sido intimidados en el interior de sus escuelas, en comparación con el 13% de los estudiantes que no se identificaron como LGBT. Además, la mitad de los estudiantes LGBT reportaron síntomas depresivos como tristeza o desesperanza durante dos semanas o más, lo que interfirió con sus actividades habituales en la escuela, en comparación con una cuarta parte de los estudiantes que no eran LGBTQ.

Lo más preocupante aún es que casi el 20% de los jóvenes LGBT intentaron suicidarse en el último año, en comparación con el 6% de los jóvenes no LGBT, mientras que aproximadamente tres de cada 10 (31%) de los jóvenes LGBT, comparados con aproximadamente uno de cada 10 (11%) de los que no son LGBT, consideraron seriamente intentar suicidarse.

Por otra parte, la encuesta reveló que, en comparación con los jóvenes no LGBT, más jóvenes LGBT vivían lejos de los padres debido a que habían sido expulsados de sus casas, habían huido o fueron abandonados (7% versus 11%, respectivamente).

“El trato injusto que experimenta la comunidad LGBT, especialmente los jóvenes, no puede ser ignorado o abandonado. Es por eso que la Ciudad está invirtiendo considerables recursos en salud mental”, dijo la comisionada de Salud, la doctora Mary T. Bassett.

“El estrés, la intimidación y la depresión están dañando la salud general, y obstaculizando el futuro de miles de adolescentes a través de la ciudad. Estos datos destacan la importancia de un plan integral para abordar los problemas que afectan la salud mental de nuestros jóvenes LGBT”, agregó Bassett.

Este es el primer año que la encuesta YRBS incluyó a transgéneros y aquellos jóvenes que aún tienen interrogantes sobre su la identidad; en años anteriores, los estudiantes sólo podían identificarse como gay, lesbiana, bisexual o si no estaban seguros de su orientación sexual.

Por esta razón, las autoridades de Salud neoyorquinas aclararon que debido a que las encuestas anteriores sobre el comportamiento del riesgo de los jóvenes no incluyeron a los estudiantes que se auto identifican como transgéneros o a aquellos que no saben su orientación sexual, no se puede hacer una comparación directa de datos con los años anteriores, sin embargo, las estadísticas muestran que los riesgos para los estudiantes LGBT persisten. Por ejemplo, en 2013, el 21.5% de los encuestados que se identificaron como gays, lesbianas o bisexuales informaron haber intentado suicidarse al menos una vez en los últimos 12 meses; 19.2% aseguró haber sido intimidado en la escuela en los últimos 12 meses; y el 42.9% dijo sentirse triste o desesperado por lo menos dos semanas seguidas.

Precisamente, para proteger a los jóvenes LGBT, una de las poblaciones más vulnerable de la ciudad, la primera dama Chirlane McCray, lanzó el martes la nueva iniciativa “NYC Unity Project“, que forma parte del ambicioso programa de salud mental de la ciudad “ThriveNYC“, la cual reúne a 16 agencias de la Gran Manzana para reafirmar a Nueva York como la ciudad más segura del mundo para los jóvenes LGBT. Esta nueva iniciativa incluye una inversión inicial de $4.8 millones durante los años fiscales 2018 y 2019 para nuevos programas y recursos de apoyos, como un centro en Jamaica, Queens, en donde los jóvenes pueden acudir las 24 horas y para la capacitación de 500 médicos de los hospitales públicos para que provean servicios adecuados a la población LGBT. La iniciativa también incluye el lanzamiento de una nueva campaña de concientización pública para que los jóvenes y los padres sepan a dónde acudir cuando necesiten servicios y apoyo.

Reconozca y prevenga el suicidio

Para aprender sobre los factores de riesgo y las señales de alerta del suicidio en los jóvenes y sobre cómo protegerlos y mantenerlos seguros, especialmente los jóvenes LGBT, visite: http://www1.nyc.gov/site/doh/health/health-topics/lgbtq-youth- suicide.page

Si alguien está en peligro inminente de suicidio llame al 911.

El Trevor Project, la principal organización nacional que provee servicios de intervención de crisis y prevención de suicidios a los jóvenes LGBT, también opera una línea de ayuda a la que puede llamar las 24 horas, los siete días de la semana al: 1-866-488- 7386.

Para obtener más información sobre la iniciativa NYC Unity Project y el programa ThriveNYC, visite nyc.gov/thrivenyc.