Montañas de basura en las aceras enfurece a vecinos de Bath Beach

Las pertenencias de una desamparada bloquean una boca de incendios esencial para los residentes de la zona
Montañas de basura en las aceras enfurece a vecinos de Bath Beach
La pila ya mide más de seis pies de altura.
Foto: Screenshot vídeo NBC

Los montones de basura que ocupan las aceras de la ciudad se han convertido en una auténtica pesadilla para millones de neoyorquinos y, sobre todo, para las personas que se ven obligadas a vivir al lado de alguno de ellos.

Los residentes de un vecindario de Brooklyn, por ejemplo, llevan semanas pidiendo a la Ciudad que retire la molesta pila de objetos, ropa y basura que una desamparada lleva acumulando durante días junto a una boca de incendios.

Según medios locales, las pertenencias de la mujer, que aseguró a News 4 ser una oficial de inmigración, ocupan ya un espacio equivalente al de dos carros, y la altura de la pila es de más de seis pies, lo que impide que los residentes de Bath Beach puedan tener un día a día normal.

De hecho, los vecinos no entienden por qué las autoridades no han hecho aún nada para solucionar el problema del montón, que se encuentra frente a la iglesia católica St. Finbar en la intersección entre la calle 20 y la avenida Benson.

“Esto es una grave amenaza para la salud pública… Las casas en este vecindario son de madera, y por eso necesitamos tener acceso a la boca de incendios bloqueada por la pila de basura. ¡Ahora somos vulnerables ante el fuego!”, afirmó Paul Pegan, vecino de Bath Beach, a NBC.

Sin embargo, la solución que exigen los afectados no es tan sencilla, ya que se requieren muchos pasos e interacciones para que el Departamento de Servicios para los Desamparados pueda finalmente reubicar a la mujer a otro punto de la ciudad.

“Podemos tardar días en ganarnos su confianza y convencerla para que se traslade a un recinto cubierto de Nueva York. Hasta ahora hemos llevado a cabo varios intentos, pero la mujer siempre termina trasladándose a otro lugar cercano”, afirmó Isaac McGinn, portavoz del Departamento de Servicios para los Desamparados.