Niña recibe pelotazo en la cabeza y se paraliza el Yankee Stadium

El incidente ha vuelto a poner en evidencia la necesidad de extender la red de protección en el famoso estadio de béisbol de El Bronx
Niña recibe pelotazo en la cabeza y se paraliza el Yankee Stadium
La niña fue golpeada por una pelota que viajaba a 105 millas por hora.
Foto: Screenshot vídeo NBC

Todo parecía ir sobre ruedas el miércoles por la tarde en el Yankee Stadium: el marcador era favorable a los de El Bronx, los Mellizos de Minnesota cada vez tenían más problemas para ‘frenar’ a sus rivales, los espectadores neoyorquinos estaban encantados con la actuación de su equipo… hasta que la tragedia hizo enmudecer a todo el estadio, incluyendo a los jugadores de ambos equipos.

Todd Frazier, tercer base de los Yankees, bateó una pelota en la quinta entrada del juego con la mala suerte de que ésta golpeó a una niña que se encontraba en una de las zonas de las gradas que no están protegidas por una red de seguridad.

Pocos segundos después del impacto, decenas de espectadores se acercaron rápidamente al lugar donde se encontraba la menor para ayudarla; Frazier, por su parte, se puso de cuclillas visiblemente afectado, y Matt Holliday, bateador de los Yankees, empezó a llorar desconsoladamente.

“Pensé en mis dos hijos, que tienen menos de tres años… Sólo espero que esté bien. Vi que el padre o la persona que estaba con la niña intentó parar la pelota, pero eso es casi imposible. Nadie sería capaz de interceptar un objeto que vuela a casi 120 millas por hora“, expresó Frazier.

La menor fue sacada del estadio de inmediato en medio de los aplausos de los espectadores y de los jugadores de ambos equipos, que interrumpieron el juego durante varios minutos para que los equipos de emergencia atendieran a la víctima.

Según fuentes de los Yankees, la niña está siendo tratada en un hospital de la ciudad, donde se recupera favorablemente a pesar del fuerte golpe que recibió en la cabeza. Varios medios han asegurado que la pelota bateada por Frazier volaba a una velocidad de 105 millas por hora.

Junto a los momentos de terror e incertidumbre que se vivieron en el estadio, este incidente volvió a poner en evidencia la necesidad de extender la red que protege a los espectadores de las ‘casualidades’ que suceden en ocasiones durante los juegos.

“Llevamos tiempo intentando que equipos como los Yankees protejan a su público de un modo adecuado. En primer lugar, la gente no debería llevar a los niños a las zonas más bajas de las gradas; segundo, todos los estadios deben tener redes de seguridad. Es así y no me importa lo que opinen los fans porque es una cuestión de protección. Todavía tengo un nudo en el estómago”, confesó Brian Dozier, segundo base de los Mellizos.

“Este tema se discute todo el tiempo. Hace dos años, en diciembre de 2015, dimos varias indicaciones a los equipos para que las adaptaran a sus propios estadios, ya que cada uno es diferente. La prioridad siempre debe ser la seguridad del público, y por eso recomendamos colocar redes en los extremos de los bancos más próximos a la base del bateador”, afirmó Rob Manfred, comisionado de las Grandes Ligas de Béisbol.