Un muerto y un infectado por la enfermedad de Legionario en Queens

Autoridades de Salud neoyorquinas investigan nuevo brote de esa peligrosa bacteria en un área residencial del vecindario Forest Hills
Un muerto y un infectado por la enfermedad de Legionario en Queens
La enfermedad del Legionario es causada por la bacteria de la Legionella.
Foto: Archivo

Los residentes del vecindario de Forest Hills, en Queens, se levantaron este jueves con una noticia que los tiene muy preocupados. Una persona falleció y otra fue infectada debido a un brote de la peligrosa enfermedad del Legionario.

Según informó en la mañana de este jueves el Departamento de Salud e Higiene Mental de Nueva York (DOHMH), las dos personas afectadas por esta bacteria residían en el mismo edificio en el 104-60 de Queens Boulevard en Forest Hills. Actualmente las autoridades de Salud realizan una investigación para determinar si existen otros casos de personas infectadas en esta zona residencial.

El DOHMH aseguró que los dos casos fueron diagnosticados en un período de dos meses y que la persona que falleció después de contraer la enfermedad era alguien de avanzada edad que ya padecía de complicaciones de salud. La otra persona, al parecer, ya se encuentra recuperada.

“Al igual que otros tipos de neumonía, la enfermedad del Legionario puede ser grave e incluso mortal, especialmente en las personas de edad avanzada y aquellos con un sistema inmunológico comprometido. Como parte del protocolo para evaluar las fuentes potenciales de la enfermedad del Legionario, el Departamento de Salud está trabajando con la administración del edificio para probar el sistema de plomería de agua caliente del edificio. El edificio no tiene una torre de enfriamiento“, dijo el DOHMH en un comunicado.

“Si bien el riesgo de infección para los inquilinos es muy bajo, como parte de nuestro protocolo, el Departamento notificará a los residentes sobre la investigación y los próximos pasos. Las bacterias de Legionella se encuentran típicamente en sistemas de agua, incluyendo plomería interior”, agregó el comunicado.

Para calmar un poco a los residentes de ese vecindario de Queens, y a los neoyorquinos en general, las autoridades de Salud aclararon que la enfermedad del Legionario, que es un un tipo de neumonía, no es contagiosa y es fácilmente tratable con antibióticos. La gente sólo se enferma al respirar el vapor de agua que contiene las bacterias.

“Los adultos con síntomas similares a los de la gripe, fiebre, tos o dificultad para respirar deben buscar atención médica inmediata”, urgió el DOHMH.

Funcionarios del DOHMH estarán en el sitio este jueves contestando preguntas de los inquilinos, quienes ya han sido notificados del brote. Y, aunque se informó que se evaluará el agua del lugar, las autoridades aseguraron que los residentes de esos edificios todavía pueden usar y beber agua, pero los inquilinos con mayor riesgo de contraer la enfermedad del Legionario deben tomar precauciones adicionales.

Anualmente, un promedio de 200 a 400 casos de la enfermedad de Legionario son diagnosticados en la ciudad. A principios de este año, una persona murió y varias se enfermaron por un brote de Legionario en el sector del Upper East Side, en Manhattan. En el verano de 2015 se registró el mayor brote de casos de enfermedad de Legionario en la historia de la ciudad,  que provocó 12 muertes y contagió a por lo menos a 438 residentes de la zona sur de El Bronx.

Esto llevó a las autoridades de Salud neoyorquinas a implementar un plan integral para reducir el riesgo de brotes de la enfermedad en diferentes áreas de la ciudad, incluyendo la aprobación de nuevas y estrictas regulaciones sobre las torres de enfriamiento, la contratación de más inspectores y la capacitación del personal existente para inspeccionar torres. También se mejoró la capacidad de laboratorios para identificar la bacteria y se agilizó el proceso de notificación de la comunidad.

Sobre la enfermedad

La enfermedad del Legionario se adquiere, generalmente, por respirar vapor o pequeñas gotas de agua que contiene la bacteria Legionella. No se puede transmitir de persona a persona. Causa síntomas típicos de una infección pulmonar (neumonía), los cuales incluyen fiebre alta, escalofríos, tos y dolores musculares. También puede causar dolor de cabeza, fatiga, pérdida de apetito, confusión y diarrea. Los mismos suelen aparecer de dos a 10 días después de la exposición a la bacteria.

Los que están en mayor riesgo de enfermarse son las personas de la tercera edad o adultos mayores, especialmente los fumadores de cigarrillos. También están en peligro los que padecen de una enfermedad pulmonar crónica, los que tienen un sistema inmunológico debilitado y los que toman medicamentos inmunosupresores.

Aunque la mayoría de las personas se recupera por completo con antibióticos y tras recibir atención hospitalaria, la enfermedad del Legionario es muy seria y puede poner la vida de los enfermos en peligro. Los CDC estiman que alrededor de 1 de cada 10 personas morirán a causa de la infección.