DHS descarta urgencia para suspender “Acta Jones” para distribuir ayuda en Puerto Rico

Líderes demócratas y republicanos de ambas cámaras del Congreso exigen más ayuda para la isla
DHS descarta urgencia para suspender “Acta Jones” para distribuir ayuda en Puerto Rico
Puerto Rico fue impactado por el huracán María.

WASHINGTON.- El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) sugirió este miércoles que, pese a las presiones de legisladores demócratas y republicanos, no ve urgencia de suspender una ley federal para agilizar la ayuda humanitaria a Puerto Rico, en lo que se ha convertido en un punto de tensión entre el Congreso y la Casa Blanca.

Durante una audiencia ante el Comité de Seguridad Nacional del Senado, la secretaria interina del DHS, Elaine Duke, dijo hoy que su oficina no ha recibido una petición formal de la industria, y que no está al tanto de escasez de combustible en la isla.

“El reto que afrontamos ahora es lograr la distribución (de combustible)”, explicó Duke, al destacar los daños a la infraestructura en la isla.

En los últimos días, legisladores demócratas y republicanos de ambas cámaras del Congreso han exigido que la Administración Trump suspenda el “Acta Jones”, una ley federal de 1920 que dicta que todos los bienes intercambiados entre EEUU y Puerto Rico sean trasladados en barcos con bandera estadounidense.

El presidente Donald Trump, que ha dado altas calificaciones a la labor de su gobierno en Puerto Rico, viajará a la isla el martes próximo, y hoy dijo a los periodistas que evalúa levantar las restricciones marítimas, pero que “mucha gente en la industria se opone” a suspender la medida.

Varios legisladores demócratas de origen boricua, liderados por Nydia Velázquez, y el senador republicano por Arizona, John McCain, han enviado cartas al DHS para que haga una exención a la ley.

“Me preocupa mucho la decisión del Departamento de no suspender el Acta Jones para los esfuerzos de alivio en Puerto Rico, que está afrontando una crisis humanitaria cada vez peor tras el huracán María”, dijo McCain, en reacción a errados informes de que el DHS ya había tomado una decisión.

McCain calificó la ley de “proteccionista” y dijo que Puerto Rico “merece algo mejor que decisiones políticas guiadas por intereses especiales”.

Cristina Mandreucci, portavoz del senador republicano por Florida, Marco Rubio, dijo a este diario que éste apoya suspender el “Acta Jones”  para que Puerto Rico pueda recibir toda la ayuda necesitaría, “aunque eso por sí solo no resolverá el problema”.

Rubio dijo ayer a la Casa Blanca que debe incrementar los esfuerzos para impedir un desastre como el ocasionado por la lenta y débil respuesta al huracán “Katrina” en 2005.

Rubio y el senador Bill Nelson, también de Florida, enviaron una carta en la que destacaron que el envío de más ayuda federal a Puerto Rico es “imperativo” para una recuperación plena de la isla.

Más ayuda,  y pronto

Velázquez y otros 144 legisladores de la Cámara de Representantes enviaron hoy su propia carta para pedir que un general supervise los esfuerzos de recuperación, y que EEUU despache el portaaviones “USS Abraham Lincoln” y más agentes de seguridad a la isla.

Es que la ley en cuestión es una traba para que Puerto Rico pueda recibir cargamentos y ayuda humanitaria en barcos extranjeros, lo que puede suponer un ahorro para una isla que ya antes del huracán “María” afrontaba una grave crisis fiscal.

Por ello, tanto los congresistas como los activistas han indicado que no se trata de escasez o disponibilidad de barcos sino del alto costo del traslado de productos.

Mientras, el líder de la minoría demócrata del Senado, Chuck Schumer volvió hoy al pleno de la Cámara Alta para exigir que Trump aumente y agilice la ayuda a la isla, donde viven más de tres millones de estadounidenses.

“Esta es una catástrofe a escala épica, y quizá sea una de las peores crisis humanitarias en nuestras fronteras”, dijo Schumer.

Trump tiene el poder de dirigir más recursos a la isla, “pero necesita actuar de forma más agresiva, más integral y con mayor urgencia”, enfatizó.

Asimismo, pidió que Trump solicite al Congreso un paquete de ayuda de emergencia, para que se apruebe esta misma semana, con la rapidez que ocurrió tras el paso del huracán “Harvey”.

La ley no es para “abaratar” precios

Durante una conferencia telefónica con periodistas, funcionarios de alto rango del DHS rechazaron informes de prensa que falsamente indicaron que la agencia ya había negado la solicitud.

“Estamos en un proceso objetivo y deliberado”, enfatizó uno de los funcionarios.

En todo caso, explicaron, el “Acta Jones” solo aplica para cuestiones de interés de la defensa nacional “no para abaratar precios de productos”, y que la ley no ha impedido en absoluto el traslado de cargamentos.

Normalmente, la petición de suspender temporalmente el “Acta Jones” proviene del Pentágono y de otras agencias federales, o de empresas de la industria marítima cuando no hay suficientes embarcaciones estadounidenses para sus operaciones.

Los funcionarios reconocieron que han recibido las peticiones de los congresistas y las están evaluando  con los abogados para ver si éstas tienen autoridad legal, aunque “no es la forma normal en que nos llegan estas peticiones”.

El DHS ya había suspendido el “Acta Jones” tras el paso de los huracanes “Irma” y “Harvey”, y los funcionarios dijeron que realizarán consultas con otras agencias federales y del sector marítimo, aunque es poco probable que tomen una decisión esta semana.