Urgen acciones de control sanitario en Puerto Rico: Dra. Novello

Deben tomarse medidas para evitar que enfermedades como el zika, dengue, chikungunya en la isla, donde se requiere restablecer la electricidad y llevar teléfonos satelitales
Urgen acciones de control sanitario en Puerto Rico: Dra. Novello
La Dra. Antonia Novello, excirujana general de EEUU.

Tras el paso del huracán María que dejó devastación en Puerto Rico, la excirujana general de Estados Unidos, Dra. Antonio Novello, advirtió sobre el posible estallido de una crisis de salud pública en la isla si no se toman las medidas de prevención de padecimientos gastrointestinales o de enfermedades como la influenza o las provocadas por picaduras de mosquito, que abundan en las aguas estancadas, como el zika, el dengue y el chikungunya.

“No necesitamos una epidemia de influenza en Puerto Rico este momento sin poder llegar a una farmacia, sin poder llegar a ningún lado”, afirmó Novello a La Prensa y agregó que las inundaciones acarrean muchos problemas. “Hay agua por todos lados, por eso me preocupa saber dónde están echando los desechos fecales”.

Por eso recomienda que se desinfecten las salas de emergencia, de operaciones y los salones donde esperan los pacientes y que haya una vacunación masiva de niños y adultos contra el virus de la influenza.

Y es que a cerca de una semana de que el huracán María azotara la isla, la administración del presidente Donald Trump está bajo presión por la lenta respuesta que ha brindado al manejo de los daños en Puerto Rico, hogar de más de 3 millones de ciudadanos americanos.

Novello dice que las prioridades son iniciar la reconstrucción de la infraestructura, como la electricidad, agua y teléfono. Propone poner uno o dos teléfonos satelitales en cada alcaldía para que los pobladores puedan llamar a Estados Unidos y comunicarse con sus seres queridos pues “esa falta de comunicación está causando mucha ansiedad”.

Añadió que muchas ayudas que están siendo enviadas no estarían llegando a manos de los afectados. “Debe haber una coordinación de los responsables del manejo de emergencias para que la ayuda llegue segura al país. Según veo hay mucha ayuda, lo que no hay es coordinación y no se ha empezado a resolver la necesidad prioritaria que es la luz y agua”, aseguró Novello.

La doctora dice que la ayuda está llegando, lo que pasa que la movilidad disminuye por los cables eléctricos en el piso, por el agua inundando las calles y si no hay gasolina tampoco es posible movilizarse. De acuerdo con Novello hay mucho personal, entre ellos el Ejército, tratando de restablecer la electricidad.

“Una cosa que tenemos que saber es que Puerto Rico necesita infraestructura, más que nada electricidad y teléfonos satelitales”, dijo Novello.

Antes de que la tormenta golpeara a Puerto Rico, el gobierno de la isla batallaba con una crisis financiera, una deuda monumental, alto desmpleo y una infraestructura vieja que terminó siendo destruida por el huracán María.

Hasta el pasado martes 26 de septiembre, 21 de los 69 hospitales de Puerto Rico funcionaban parcialmente y de los 48 restantes no se sabía su estatus. Y es que acuerdo con un reporte del coronel Jamie Davies, vocero del Pentágono, cerca del 42% de la población en Puerto Rico estaba sin agua para beber y el 80% del sistema eléctrico fue dañado por el huracán. La mayoría de la gente no tiene luz.

“Los pobladores de Puerto Rico necesitan agua, comida y luz, pero una vez tengan esa necesidad satisfecha se va a necesitar reconstruir el teléfono, el Internet, para que la isla no se debilite tanto”, aseguró Novello.

Floridanos de ascendencia puertorriqueña, como Felicitas Rodríguez, habían pasado muchos días sin saber de sus familiares. Ella llegó al Acacia Centro Borinqueño, habilitado como centro de acopio en Orlando, primero para ser voluntaria empaquetando donaciones y también en busca de noticias de sus familiares.

“Estoy viendo si aquí me pueden ayudar para localizar a mi hermana Cecilia Rodríguez, que no sé de ella desde hace cinco días y me dicen que el pueblo de Vega Baja donde ella vive fue muy afectado”, señaló Rodríguez.

Novello ha pasado por otras catástrofes. Era comisionada de salud de Nueva York durante el ataque a las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001. “No es una cosa nueva para mí, lo que el 11 de septiembre no tuvo fueron inundaciones, pero fue un sufrimiento local auténtico”, afirmó.

La excirujana de Estados Unidos pidió el apoyo de personas con conocimientos como electricistas y que quieran donar sus servicios a Puerto Rico, porque ellos ahora pueden entrar como ayuda humanitaria. “Si no lo hacemos entonces la inmigración de puertorriqueños va a ser masiva [a Estados Unidos continental]”, advirtió.

Novello está en constante comunicación con el cirujano general de Estados Unidos y con el secretario de Salud de Puerto Rico. “Estamos tratando de ayudar con teléfonos de satélite, estamos buscando desinfectantes para las salas de emergencia y las salas de operaciones y estamos buscando unidades de diálisis con batería porque me preocupan esos pacientes que pueden sufrir ataque al corazón por falta de dializantes”, señaló la puertorriqueña.

Novello también está trabajando en coordinación con el senador de Florida Marco Rubio. “Si quiere ayudar lo mejor por ahora es mantenerse en contacto con el grupo del gobernador de Puerto Rico para saber donde se colectan donaciones y cómo se llevan a Puerto Rico”, dijo la doctora.

Novello, de ascendencia puertorriqueña, fue cirujana general de Estados Unidos de 1990 a 1993. Después tuvo varias posiciones en labores de salud pública y en 2014 se retiró del Florida Hospital de Orlando. Es voluntaria y participa en diversas actividades altruistas.

“El gobierno decide quién lo recoge y quién lo recibe y hay que canalizar el esfuerzo para que llegue a la gente correcta”, aseguró. A los puertorriqueños en la isla envió un mensaje: “por favor, tengan esperanzas, sepan que todo el mundo está con Puerto Rico y que todo el mundo está tratando de ayudar, que estamos ayudando con infraestructura que hay millares de agua llegando, de comida llegando, esta el cuerpo de ingenieros militares y está el cuerpo de ingenieros de la oficina de salud pública tratando de ayudar”, dijo Novello.