A su familia le dieron 90 días para abandonar su país y creó una fortuna en otro

Un día pidió un préstamo al banco para iniciar su negocio y le dijeron que no. Al día siguiente les pidió dinero para comprar un auto y se lo prestaron. El emprendedor vendió el auto y comenzó su sueño
A su familia le dieron 90 días para abandonar su país y creó una fortuna en otro
La esposa le regaló a Paresh Davdra una Harley Davidson. RATIONALFX via BBC

Paresh Davdra está emocionado con la nueva Harley Davidson que lo espera en el garaje de un amigo.

No es una señal de una típica “crisis de los 40”, él insiste. Se trata de un regalo de matrimonio que le acaba de hacer su nueva esposa.

Solo le falta una prueba más para conseguir la licencia de conducir y así poder subirse a la moto para andar por las calles londinenses y llegar a todas sus reuniones.

El jefe y cofundador de la empresa de intercambio de dinero Rational FX, que reportó ganancias de más de US$1,300 millones el año pasado , tiene una vida que es completamente distinta a la de sus antepasados.

Sus abuelos tuvieron que huir de Uganda en 1972 cuando el gobernante Idi Amin le dio un plazo de 90 días a la población asiática para salir del país.

“Llegaron al Reino Unido con apenas US$70”, dice el empresario. “Mi abuelo tenía su propio negocio de sastrería, pero tuvieron que dejarlo todo”.

Su familia compró una casa en Harrow, en el norte de Londres, y su padre consiguió un trabajo como vendedor y más tarde como controlador en una empresa de intercambio financiero.

“Nunca nos dieron nada. Si yo quería algo, tenía que ganármelo”, cuenta Davdra.

Desde que tenía 16 años, trabajaba en las vacaciones de verano en un negocio de venta de celulares o en televentas , y cuando estaba en la universidad, le ayudaba a su padre en distintas tareas.

Estudió marketing y ciencias de la computación , pero reconoce que la tecnología no es algo que se le da naturalmente.

“Soy siempre el tipo que llama a los técnicos para que me conecten la tableta a la impresora”, dice riéndose.

Tan pronto como se graduó en 2003, se integró a trabajar a la empresa de su padre como agente de divisas , ayudándole a los clientes a comprar y vender grandes cantidades de dinero en divisas extranjeras.

Trabajó en eso alrededor de un año, hasta que se juntó con un amigo, Rajesh Agrawal, a tomar un café, y decidieron crear un negocio juntos.

La idea era orientar a los clientes que querían comprarse viviendas en el extranjero con el tema del cambio de divisas.

“Todo lo que hacíamos en la compañía anterior era a mano, pero pensamos que podíamos ofrecer los mismos servicios online”, cuenta Davdra.

Sin embargo, tuvieron que enfrentar un enorme desafío: dinero.

Davdra llevaba apenas un año graduado de la universidad y ya había pedido un crédito para comprarse un auto BMW .

Cuando llevó su plan de negocios al banco para pedir que le prestaran US$13.000, se lo negaron. Unos pocos días después volvió al mismo banco pidiendo que le prestaran US$26.000 para comprarse un auto.

El banco le dijo que sí.

“Lo que hice fue vender mi auto y entonces quedamos listos para empezar”, cuenta el emprendedor de 37 años, quien además se mudó a vivir con su socio para ahorrar la renta.

Juntaron unos US$40.000 entre los dos, y lanzaron su corredora internacional de divisas , Rational FX, en 2005.

Como todas las empresas emergentes, el paso siguiente fue conseguir clientes.

“Nos poníamos al teléfono y le hacíamos propuestas a los corredores de propiedades y fuimos a todos los eventos inmobiliarios que existían”, recuerda Davdra.

“Estábamos todo el día en la oficina y seguíamos trabajando en la noche”.

El salto en el negocio se produjo cuando firmaron un acuerdo con varios corredores de propiedades que vendían propiedades en Dubai.

Pero dos años después de que crearon la empresa, vino la crisis financiera de 2008.

“Tenía 27 años, el negocio estaba produciendo ganancias sorprendentes y yo estaba encaminado a convertirme en una persona rica . Eso es todo lo que tenía en la cabeza”.

RationalFX resintió la caída de los mercados y bajó su crecimiento. Pero logró resistir el mal tiempo y decidió diversificarse.

Hoy sus clientes van desde individuos con altos ingresos que quieren comprarse una propiedad o invertir, hasta empresa de tamaño medio, como las que exportan autos o importan textiles.

Por ahora, no hay planes de venta de RationalFX, aunque inversionistas han intentado comprarla en varias ocasiones.

“Nuestras marcas todavía están creciendo y aún son jóvenes. hay que esperar la oportunidad correcta”, comenta Davdra.

Y a pesar de todo el dinero que ha ganado, Davdra dice que tiene los pies bien puestos en la tierra.

“Creo que somos bastante humildes. Somos de la clase trabajadora y hacemos cosas normales. Esa es la manera en que nos criaron”.

Por