Rechazan propuesta de monitorear actividad de inmigrantes en las redes sociales

El contralor de la ciudad de Nueva York dice que la norma es una intrusión sin precedentes
Rechazan propuesta de monitorear actividad de inmigrantes en las redes sociales
Hay un rechazo generalizado a la eventuialidad de que los inmigrantes sean monitoreados en las redes sociales

NUEVA YORK.- Las autoridades neoyorquinas otra vez plantan cara en defensa de los inmigrantes. Esta vez, el contralor de la ciudad Scott M. Stringer se opone a la nueva norma que pretende implementar el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), que le permitiría monitorear mediante el acceso al contenido en redes sociales no solo de los inmigrantes indocumentados, los residentes permanentes y a los ciudadanos naturalizados, inclusive.

Scott M. Stringer, contralor de Nueva York.

Stringer reveló que cursó una carta al DHS expresando su profunda preocupación por la medida que permitiría que el gobierno retenga los códigos de acceso, los alias y toda información identificable asociada y los resultados de búsqueda en las redes sociales.

La nueva medida antiinmigrante de la Administración Trump y la DHS como brazo ejecutor, ha generado el rechazo nacional de los defensores de inmigrantes y en Nueva York, el gobernador Cuomo como el alcalde De Blasio, anticiparon que lucharán contra la propuesta invasiva de la privacidad.

“Esta nueva regulación es excepcionalmente anti estadounidense e increíblemente alarmante para las comunidades de Nueva York”, escribió el Contralor que agregó que la implementación de esta norma destrozaría los mismos valores que hicieron grande al país.

“Los ridículos intentos de Washington de adoptar un enfoque “America First”. Seamos muy claros,  esta nueva regla no hará a Estados Unidos más seguro. Es parte de una letanía de políticas xenófobas que están diseñadas para atacar a los inmigrantes, diseminar el miedo, socavar la privacidad básica y erosionar los valores estadounidenses “, dijo Stringer.

Según el contralor, a los neoyorquinos les preocupa profundamente, porque esta regla podría permitir efectivamente una intrusión digital de alcance extraordinario.

“Quiero que las comunidades de los cinco condados de Nueva York sepan que vamos a seguir luchando por lo correcto y protegiendo sus derechos”, insistió Stringer.