La historia de dos niñas indocumentadas

La historia de dos niñas indocumentadas
Rosa María Hernández, de diez años, sufre parálisis cerebral.
Foto: Cortesía Alex Galvez

Rosa María y Jean Doe. Las dos son menores de edad. Indocumentadas. No se conocen.

Una tiene 10 años. La otra, 17. Las dos están detenidas en Texas.

Las dos han sido noticia esta semana en Estados Unidos.

Rosa María llegó de México a los 3 meses. Tiene parálisis cerebral. Su destino cambió cuando iba camino al hospital a someterse a una operación de vesícula y fue interceptada por oficiales de inmigración que la mantuvieron vigilada durante la operación, la detuvieron posteriormente y ahora piden su deportación. Repito: tiene 10 años y parálisis cerebral.

Jean Doe (nombre ficticio) es centroamericana, sueña con ser enfermera, cruzó la frontera en agosto y cuando la detuvieron, confirmaron con un examen su embarazo. Ella pidió al gobierno su derecho a abortar (a las menores indocumentadas bajo custodia federal no les asiste el derecho constitucional al aborto que sí se reconoce a las mujeres estadounidenses). Su defensa fue simple: no está preparada para ser mamá. Repito: tiene 17 años, sueña con ser enfermera, no quiere ser mamá todavía. Y no quiere tampoco que nadie la juzgue porque ese aborto, segùn dice, es entre Dios y ella.

La mamá de Rosa María es Felipa. No pudo acompañarla a la operación porque también es indocumentada y por eso la mandó al hospital con una prima. No entiende por qué, si su hijita no es una criminal, la están tratando como si lo fuera. Tiene dos hijas más y cuenta que a veces le parece todo esto como un sueño. Un sueño malo del que quiere despertar. Y con una inocencia que asusta, asegura que a veces se le olvida esta tragedia, porque le parece irreal, y sirve como siempre los 3 platos de comida a sus 3 sus hijas.

Pero Rosa María, su niña con parálisis cerebral, no está en casa y no puede comerse ese plato de comida porque está detenida en Texas a sus 10 años como si fuera una delincuente.

Rosa María y Jean Doe son el reflejo de nuestro gobierno actual…

Dicen que mientras Rosa María llora por su mamá en el centro de detención de Texas, en otro centro de detención Jean Doe ya está tranquila.

El gobierno le permitió abortar.

Esta vez ya no será mamá.

Sobre la autora

Luz María Doria es inmigrante colombiana, periodista, productora ejecutiva de Despierta América y autora del libro “La Mujer de mis Sueños”. Podrán encontrar su columna cada lunes en nuestro diario impreso y en este sitio web.