La buena alimentación

La buena alimentación
Frutas, vegetales y sándwiches pueden aportar la nutrición necesaria y saludable para un almuerzo. /Archivo

Una parte importante de mantener a sus hijos saludables es su alimentación. Lo que alimenta a su niño puede dañar o ayudar a su crecimiento.

El desayuno es una comida importante; despierta el metabolismo y proporciona la energía para comenzar el día. Siempre asegúrese de servir el desayuno, aunque sea “a la corrida”. Un desayuno rápido y saludable puede incluir: leche, fruta, queso, bagel tostado, cereal, un sándwich de mantequilla de maní o tostada de canela.

Para el almuerzo asegúrese de ofrecerle a su hijo refrigerios saludables que no incluyan: soda, jugos de frutas que son en su mayoría solo azúcar, dulces, bolsas de papitas. Estos no ofrecen ningún valor nutricional.

Aproveche que la mayoría de los niños tienen hambre después de la escuela y ofrézcale bocadillos saludables, tales como: frutas, verduras como zanahorias, yogur, queso y galletas, leche y cereales, rodajas de manzana con mantequilla de maní.

Para la cena trate de involucrar a los niños en la planificación y preparación de la comida. Esto hará que se sientan más comprometidos en consumir la comida que ha ayudado a preparar. Cuando uno establece buenos hábitos alimenticios esto ayudará a sus hijos a mantener esos hábitos cuando sean adultos.

Escriba sus comentarios a  askdrvasthi@ambercharter.org

-La Dra. Vasthi Acosta es la directora de Amber Charter School