ICE analiza la implementación de la temida “deportación express” en todo el país

Miles de indocumentados caerían en las redes de ICE de implementarse esta medida

ICE analiza la implementación de la temida “deportación express” en todo el país
Indocumentados en todo e país tendrían que demostrar que llevan más de 90 días en EEUU para no sufrir deportación express
Foto: ICE

Crece el temor por lo que sería la nueva movida de la administración de Donald Trump en su carrera en contra de los indocumentados.

Según reporta Univison, los agentes del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) estarían a la espera de la orden final para implementar la temida deportación express en todo el país.

Esta medida le permitiría a las autoridades migratorias de EEUU negarles el derecho a comparecer ante un tribunal migratorios a los indocumentados que no puedan demostrar que llevan más de 90 días en el país. De no lograrlo serán deportados de inmediato. 

El Departamento de Seguridad Nacional confirmó a la cadena de noticias que está analizando la aplicación de esta política a nivel nacional, lo cual aumentaría la disposición actual que solo aplica a indocumentados que se encuentran a no más de 100 millas de la frontera. 

Para activistas y grupos pro inmigrantes la implementación de esta mediada, sin la clausula de cercanía a la frontera, sería muy peligroso ya que abriría la posibilidad de que las autoridades migratorias acechen a indocumentados en todo el país, obligándoles a comprobar que llevan en el país más de 3 meses, algo que muchos indocumentados no podrán hacer, quedando sujetos a una deportación expedita.

En febrero pasado el entonces secretario del departamento de Seguridad Nacional John Kelly expidió la directriz para extender los poderes de la deportación express más allá de la zona fronteriza, utilizando una ley vigente desde 1996.

Sin embargo hasta el momento esta directriz no ha entrado en aplicación por parte de los miembros de las autoridades migratorias de EEUU en espera de una decisión final la cual podría llegar en cualquier momento.

“Creo que la van a utilizar como una táctica para convencer a un detenido que firme su deportación y eso es una violación de derechos constitucionales”, dijo el abogado de inmigración, Alex Gálvez en entrevista con Univisión.

Se cree que la aplicación de esta nueva directriz sea una respuesta directa a las presiones que sufre el presidente Donald Trump de los sectores más radicales de su partido, que le critican que ha sido muy suave con los indocumentados.