El Mundial entre suspiros: Italia y las otras selecciones decepción que no estarán en Rusia 2018

Chile desaprovechó la mejor generación de futbolistas de su historia; Estados Unidos y Holanda no encontraron recambio de talento

Guía de Regalos

El Mundial entre suspiros: Italia y las otras selecciones decepción que no estarán en Rusia 2018
Los chilenos Alexis Sánchez y Eduardo Vargas, en la Copa América.
Foto: EFE

Italia suma tristezas en su resumen futbolístico de un año 2017 cada vez más cercano del adiós. Lo hace por dolor, nostalgia e impotencia, los tres jinetes del Apocalipsis para cualquier aficionado herido al ver el nombre de su selección nacional fuera de los bombos para conformar los grupos que darán forma a la madre de todas las competencias: la Copa del Mundo.

Será el primer día de diciembre cuando en Moscú se realice el sorteo de la FIFA para el cual, además de Italia, también serán evidentes las ausencias de Holanda, Chile y Estados Unidos.

La Azzurra es la única selección campeona del mundo sin boleto para el viaje a Rusia y falta saber si sus jugadores y aficionados están con ánimo de ver el campeonato mundial. Los otros monarcas del orbe como Brasil, Alemania, Argentina, Inglaterra, Francia y Uruguay se darán el lujo de vivir la plenitud del torneo futbolístico en Rusia.

Su eliminación, además, trajo consigo irreparables daños colaterales, uno de los cuales quizá ha dolido aún más que ver al cuatro veces campeón Mundial marginado de la cita de Rusia: se trata de la imposibilidad para Gianluigi Buffon de estar presente en su sexta Copa, algo que seguirá siendo inédito en este deporte.

El portero de 39 años, sin duda uno de los más grandes futbolistas que haya existido en su posición, pero sobre todo, un deportista ejemplar había anunciado su retiro del juego para después de la verbena rusa, pero ahora todo indica que dejará las canchas antes del inicio del magno torneo.

“Me dan ganas de ceder mi puesto en el Mundial a Buffon, cualquier niño cuando dibuja un equipo pone a Buffon de portero. La verdad es que le ves llorar tras la eliminación y te dan ganas de ponerte a llorar con él. No hay palabras, lástima que no se pueda despedir en un Mundial. Si pudiera le daría mañana mi puesto, a mí aún, eso espero, quizá me quede algún Mundial más”.

Las palabras arriba reproducidas corresponden al fino croata Ivan Rakitic, volante ofensivo del Barcelona. Las pronunció en Italia, dentro de una sala de prensa abarrotada y con difusión mundial de lo que ahí ocurría porque se trataba de la conferencia previa al partido de Liga de Campeones en el cual la Juventus, equipo donde juega Buffon, se enfrentó al club azulgrana.

El gesto provocó una inmediata reacción del veterano portero italiano, quien agradeció el detalle de su colega y prometió cambiar su camiseta con él al final del cotejo jugado el miércoles, cuyo marcador final fue 0-0, y fue escenario para la consumación de esta prueba de respeto profesional y personal.

Buffon
El arquero italiano Gianluigi Buffon reacciona tras la eliminación de Italia para la fase final del Mundial Rusia 2018. (Foto: EFE/DANIEL DAL ZENNARO)

A primera vista se podrá creer que Italia está fuera de la Copa del Mundo por no haber sido capaz de anotar algún gol a Suecia durante los poco más de 180 minutos de duración de su eliminatoria, la cual perdió 0-1. Sin embargo, esto tiene un fondo mucho más complejo.

Sandro Mazzola, figurón de aquel equipo campeón europeo en 1968 con La Nazionale, concedió días atrás una versión más estudiada del problema actual de su seleccionado en una entrevista para el diario español El País.

“Hemos perdido la costumbre de hacer jugar al fútbol a los jóvenes. Estos últimos años han querido crear atletas en lugar de futbolistas. Se ha insistido en el gimnasio, en la fuerza, en el físico y se han olvidado de lo más importante: el balón. Por eso nos cuesta todo tanto… En Italia ya no sabemos jugar a eso, lo nuestro es otro deporte. No ves regates, fintas, globos o picaditas”, explicaba Mazzola a Eleonora Giovio, periodista del diario.

Chile, un cuento aparte

Hay otros tres combinados a los cuales también se les echará de menos, dos de ellos eliminados sorpresivamente durante la última jornada clasificatoria.

Chile vivió una pesada transformación de ser monarca de América a ver desperdiciado el gran torneo de su generación de diamante. Con la inasistencia a Rusia, sus cracks Arturo Vidal (30 años), Claudio Bravo (34), Gary Medel (30) y Alexis Sánchez (28) estarán ausentes de una Copa a la que habrían llegado en su momento de máxima plenitud y madurez.

A los andinos se les extrañará porque por más de cuatro años se dedicaron a construir un estilo de juego muy refrescante, vistoso, de un dulce trato de pelota, con movimientos a espacios, sin dejar atrás la idea de buscar el marco contrario y eso se vino abajo en los últimos meses, según parece por incompatibilidad con el estratega Juan Antonio Pizzi, quien sustituyó a Jorge Sampaoli, artífice ideológico de la mejor selección chilena de la historia.

También existe otra versión, esta desvelada por la esposa del capitán Bravo, quien acusó a través de redes sociales a algunas figuras del equipo de ser poco profesionales y excederse en festividades en lugar de comprometerse con el equipo.

Se hicieron viejos

En el caso de Estados Unidos y Holanda la historia es algo similar: sus grandes futbolistas se hicieron viejos y no hay una generación prominente detrás.

Los estadounidenses dejaron escapar tiempo de oro con Jürgen Klinsmann en el banquillo, cuya gestión, a tiempo pasado, resultó muy cercana a la medianía. El alemán dejó como legado una insistente queja acerca de la falta de talento en las bases del fútbol norteamericano y su pelea nada menos que con el ídolo máximo en la historia de aquél, Landon Donovan, a quien incluso dejó fuera de la convocatoria para la Copa del Mundo de Brasil 2014.

Estados Unidos no pudo calificar. En la foto Jozy Altidore, Kellyn Acosta y Michael Bradley.

Situación similar vive Holanda, de cuyo fútbol ningún club estará en los octavos de final de la Liga de Campeones y cuya debacle se vislumbró al ser apartada de la Eurocopa 2016 y se corroboró con esta fallida eliminatoria mundialista.

La Oranje vive un vacío de talento y esto los ha sumido en una mediocridad de la cual sólo destaca un jugadorazo, tan bueno como veterano: Arjen Robben, de 33 años. Del resto, poco por destacar, excepto de los más jóvenes, aún muy verdes para dar el salto en busca de rescatar el prestigio perdido paulatinamente desde la Copa del Mundo de Brasil 2014.

Robben
El jugador de la selección de Holanda Arjen Robben se despidió de la Oranje tras no poder alcanzar la fase final del Mundial de Rusia de 2018. (Foto: EFE)

“Hay una sola estrella que es Arjen Robben. Es muy duro ahora porque nos hemos quedado fuera del Mundial; la selección necesita al menos a cuatro jugadores del nivel de Robben”, declaró Frank de Boer al diario Marca la semana que recién terminó.

El balón rodará y los ausentes, con el dolor de no poder patear la pelota en Rusia, deberán trabajar en solventar sus errores y eso es una tarea que puede llevar mucho tiempo.

Números

6 Copas del Mundo aspiraba alcanzar Buffon con Italia, pero la eliminación le impide consumar ese récord

3 derrotas sumó Holanda durante la fase de grupos en la eliminatoria mundialista, lo que le apartó de luchar en la repesca

5 años estuvo Klinsmann con la selección de EEUU, que bajo su mando y sin Landon Donovan, sólo llegó a octavos de final en Brasil 2014

0 clubes holandeses estarán en los octavos de final de la Champions, lo cual es un reflejo del problema generacional de su fútbol