Activistas protestan contra reglamentos que restringen acceso a anticonceptivos

Hoy fue el último día de comentarios públicos y el Departamento de Salud emitirá pronto un reglamento definitivo.

Guía de Regalos

Activistas protestan contra reglamentos que restringen acceso a anticonceptivos
Activistas pro-mujer entregan cajas repletas de comentarios contra reglamento que restringe acceso a anticonceptivos. Foto: suministrada

WASHINGTON— Cargando pesadas cajas repletas con peticiones, firmas, y más de medio millón de comentarios, activistas defensores de la mujer realizaron este martes una protesta ante el Departamento de Salud y Recursos Humanos (HHS) contra reglamentos que buscan restringir el acceso a los anticonceptivos.

Representando a decenas de grupos cívicos, las activistas entregaron al HHS cajas con peticiones y más de medio millón de comentarios de individuos de todo el país,  en el último día de una sesión pública de la agencia sobre reglamentos que permiten a empleadores restringir la cobertura de anticonceptivos. Sólo el grupo “NARAL” entregó más de 26,500 firmas de sus miembros.

Activistas con las cajas con las firmas recabadas. Foto: suministrada.

 

Activistas entregan cajas al HHS con más de medio millón de comentarios contra restricciones a anticonceptivos. Foto: suministrada.

Los reglamentos que estudia el HHS permitirían, según activistas, que empleadores, grupos cívicos, universidades y demás instituciones puedan negar la cobertura médica de anticonceptivos por objeciones morales o religiosas.

Tras el período de comentarios públicos, se prevé que el HHS emita pronto reglamentos definitivos sobre  un asunto ha desatado una “guerra cultural” entre grupos a favor y en contra de los derechos reproductivos de la mujer en EEUU.

En declaraciones a este diario, Susan Inman, abogada del Centro para los Derechos Reproductivos (CRR, en inglés), explicó que el acceso a anticonceptivos “ha sido clave para la salud de las mujeres, su libertad reproductiva y su seguridad económica”.

“La acción de la Administración Trump pone en peligro uno de los avances más importantes para la salud de las mujeres, y podría restringir el acceso a anticonceptivos para un sinnúmero de mujeres. Los esfuerzos por minar esta cobertura médica solo sirven para arrastrarnos al pasado y minar décadas de un progreso logrado con mucha dificultad para que las mujeres tuviesen control sobre sus cuerpos y sus vidas”, enfatizó Inman.

“Por eso es que hoy, una amplia coalición de activistas que abogan por la salud reproductiva entregamos más de medio millón de comentarios de personas en todo el país, en contra de reglamentos arbitrarios y peligrosos”, precisó la abogada.

Según la organización de planificación familiar “Planned Parenthood”, más de 62 millones de mujeres, especialmente las de bajos recursos, han logrado la cobertura médica de sus anticonceptivos gracias a “Obamacare”.

Los anticonceptivos no solo son para evitar embarazos indeseados sino que también ayudan a aliviar otras condiciones médicas y, según las activistas, en última instancia son las mujeres las que deben tomar decisiones sobre su cuerpo y su fertilidad, en consulta con sus médicos y parejas.

Durante una rueda de prensa, las activistas se sumaron a varias legisladoras demócratas del Congreso entre ellas Judy Chu y  para leer varios de los comentarios públicos y destacar que hay una extensa oposición al reglamento.

La legisladora demócrata por California, Judy Chu, se suma a la protesta frente al HHS. Foto: suministrada

A principios de octubre pasado, el HHS autorizó una exención a grupos religiosos sin fines de lucro, para que no tuviesen que cubrir los gastos de anticonceptivos dentro de “Obamacare”, por objeciones religiosas.

Pero, pocos días después del anuncio, más de una decena de estados, entre ellos California, Pensilvania, Nueva York, Maryland y Virginia, presentaron una demanda en un tribunal federal para exigir una congelación temporal del reglamento mientras el asunto se resuelve en las cortes.

Los gobiernos estatales implicados en la disputa aseguran que estos reglamentos no solo dan licencia para discriminar sino que les pasa el costo de la cobertura de anticonceptivos a los estados.

En el caso de California, el fiscal general, Xavier Becerra, dijo que la exención del HHS por creencias religiosas viola la Constitución, porque permite que ciertos empleadores puedan discriminar o privar a las mujeres de sus derechos a la protección equitativa.

Pero representantes de la Iglesia Católica indicaron en su momento que la exención otorgada por el HHS corregía una “anomalía”, y que los grupos religiosos no deben ser castigados por obedecer sus principios de fe.

El acto afuera del HHS contó con activistas de decenas de grupos pro-mujer, entre éstos CRR, Planned Parenthood, la Unión de Libertades Civiles de EEUU (ACLU), el Centro para el Progreso Estadounidense (CAP), la Alianza Nacional para las Mujeres y Familias, y la Federación Nacional del Aborto (NAF), entre otros.