¿Qué cuesta contratar un servicio de almacenamiento en línea?

Cuál es el precio para tener acceso a un disco remoto donde guardar toda clase de archivos

Guía de Regalos

¿Qué cuesta contratar un servicio de almacenamiento en línea?
Drive es el servicio de almacenamiento de Google.
Foto: Shutterstock

Los servicios de almacenamiento en Internet ya son parte de la vida cotidiana de la mayoría de los usuarios de tecnología. Hace unos años había que dedicar largos minutos a explicar el concepto de la Nube y sus beneficios para el usuario final; hoy, en cambio, estos servicios remotos son utilizados diariamente por cientos de millones de personas que buscan respaldar sus datos en una plataforma de confianza.

Actualmente un usuario de PC o smartphone genera cientos de MB de información de forma semanal, ya sea a través de archivos laborales o fotografías y videos capturados en el hogar. En un teléfono, las opciones de almacenamiento, que van en su mayoría de los 16 GB a los 64 GB, pueden llegar a quedar “cortas”, por lo que una buena opción es contemplar el uso de un servicio que permita guardar todo este material para luego poder acceder al instante en cualquier momento y lugar (siempre que se cuente con una conexión a Internet).

Por fortuna, existen varias opciones recomendables en el mercado. Es común que se ofrezcan opciones sin costo con almacenamiento limitado (suficiente para guardar fotografías importantes y otros archivos de interés) y variantes pagas que expanden los gigabytes disponibles y agregan distintas opciones de seguridad y gestión de archivos.

A la hora de elegir una opción, es importante tener en cuenta distintos parámetros. En primer lugar, hay que tener en claro que se quiere almacenar. Para la mayoría, las opciones gratuitas, que oscilan entre los 2 GB y los 10 GB de capacidad, son más que suficientes. Aquellos que generen mayor volumen de archivos y quieran despreocuparse por el almacenamiento interno utilizado, pueden optar por versiones de pago, que varían de acuerdo al almacenamiento y las opciones extra disponible. También hay que contemplar si esta tecnología será utilizada en el ámbito corporativo; en ese caso, existen planes diseñados específicamente para este tipo de clientes, con soluciones hechas a la medida y mayores opciones de las que puede disponer un usuario normal.

Por último, hay que checar que el servicio esté disponible en todas las plataformas que utilicemos: Windows, Mac, iOS y Android, por solo nombrar las más populares. Esto garantizará que lo que se suba a ese disco remoto quedará accesible desde cualquier lugar. Hay que tener en cuenta que, en la mayoría de los servicios, si se deja de pagar por un plan, el contenido subido seguirá en la Nube pero no se podrá compartir o descargarlo. En cambio, si se pasa a un plan de menor capacidad, el material excedente a esos GB no estará disponible para ser compartido o trabajar con él y solo se podrán agregar nuevos archivos cuando el resto sea descargado.

A continuación, un recorrido por las opciones más utilizadas del mercado y el detalle de sus planes disponibles hoy en día.

Google Drive

Con un mercado Android robusto y usuarios que ya están habituados a todas sus herramientas digitales, era lógico que Google lograra el éxito con su plataforma Drive. El servicio, que está profundamente integrado al resto de sus servicios, es una de las opciones más utilizadas a la hora de contemplar el almacenamiento de archivos en la nube, debido a que permite una integración sencilla entre PC y teléfono.

Hoy en día, cualquier teléfono Android activo puede acceder a Drive, mientras que toda PC con Chrome posibilita una integración instantánea con la plataforma. La omnipresencia de la firma de Mountain View en la mayoría de estos dispositivos electrónicos le da cierta ventaja a Drive por sobre el resto de las propuestas disponibles hoy en el mercado, siendo uno de sus aspectos diferenciales el apartado de fotos (la app de fotos de Google puede ser configurada para que guarde en la Nube una copia de seguridad de cada imagen capturada).

Respecto a los planes que ofrece Drive, existe la opción gratuita con un límite de 15 GB, que son más que suficiente para los usuarios tradicionales que solo desean respaldar fotos de importancia y otros archivos de poco tamaño. En caso de querer algo más de espacio, Google ofrece variantes de 100 GB por $1,99 mensuales dólares, 1 TB (algo más de 1000 GB) por $9,99 mensuales dólares (según la compañía, el plan de pago más popular) y 10 TB por $99,99 mensuales. Para usuarios que utilicen la Nube de forma intensiva existen otras dos opciones: 20 TB por $199,99 mensuales y 30 TB por $299,99 dólares mensuales.

Se ofrece también una opción para el mercado corporativo, que puede ser contratada por empresas y ofrece gestión de usuarios, consola centralizada y correos electrónicos de empresa, entre otras funciones. El precio, en este caso, es por usuario.

Algunos detalles para tener en cuenta: Drive acepta todo tipo de archivos (música, documentos, películas, etc.), almacena documentos escaneados con la cámara de fotos del celular en formato .PDF y se pueden buscar palabras clave directamente desde la herramienta de búsqueda avanzada (por ejemplo, al ingresar “obelisco”, puede mostrar archivos de texto con esta palabra o fotografías del Obelisco). Además, los archivos pueden ser compartidos con otros usuarios (vía link) y en materia de seguridad están protegidos con la tecnología SSL, la misma que se utiliza en Gmail y otros servicios de la compañía.

Si se trata sólo de fotos, Google Fotos ofrece almacenamiento ilimitado aplicando algo de compresión a las imágenes.

Dropbox

Dropbox fue por varios años el servicio de almacenamiento en la Nube multiplataforma más popular del mercado. En más de un sentido, fue el responsable de popularizar este tipo de soluciones entre los usuarios hogareños, debido a la sencillez de su plataforma y la facilidad de uso de su interfaz.

Actualmente sigue siendo una de las opciones más elegidas por los usuarios que desean resguardar sus archivos en línea (ostenta más de 500 millones de usuarios en todo el mundo), y para ello cuenta con distintos planes diseñados para todo tipo de usos. La opción básica, que es ofrecida de manera gratuita, ofrece 2 GB de almacenamiento, sincronización en distintos dispositivos, carpetas y vínculos compartidos y Dropbox Paper, su servicio de documentos colaborativos. Las opciones pagas comienzan con la versión Plus, de $9,99 dólares mensuales, que ofrece un terabyte de almacenamiento, acceso sin conexión, borrado remoto y soporte prioritario por correo electrónico.

Para aquellos que necesiten más características, existe la variante Professional, pensada para usuarios exigentes y pequeñas y medianas empresas que no necesiten todas las características de su servicio Business. Además de las características del plan Plus, suma Sincronización Inteligente (ahorra espacio en el disco rígido de forma automática), controles de vínculos compartidos, que permite supervisar quienes han ingresado a los archivos; Showcase, para compartir trabajos con personalización de marca; historial de versiones durante 120 días, para recuperar versiones anteriores, y Soporte prioritario por chat.

Pasando al mercado corporativo, existe Dropbox Business, con soluciones diseñadas específicamente para empresas. La opción Standard ofrece 2 TB de almacenamiento por usuario a $12,50 dólares mensuales y se debe contratar para un mínimo de 3 usuarios. Además, incorpora 120 días de recuperación de archivos, cifrado AES de 256 bits y SSL/TLS, integración con Office 365, Dropbox Paper, Sincronización inteligente, consola de administración, acceso ilimitado a la API para socios de la plataforma de seguridad y productividad, y 25,000 llamadas mensuales a la API para socios de transferencia de datos.

El plan Advanced posee todas las características del Standard, pero por $20 dólares mensuales agrega todo el espacio que necesite el usuario, controles de administración avanzados, roles con niveles de administrador, herramientas más avanzadas de administración de usuarios, verificación de dominios, integración con inicios de sesión únicos, aprobaciones de dispositivos, y soporte telefónico.

Por último, está la variante Enterprise, personalizada según los requerimientos de la empresa, que es presupuestada de acuerdo a las características que se necesiten. Esta opción suma todas las características de la versión Advanced, pero incorpora un gerente de cuentas asignado, capacitación para usuarios y administradores, y soporte para la administración de movilidad empresarial (EMM), entre otras características.

OneDrive

El tercero en discordia en la lucha por la supremacía en el mercado de plataformas de almacenamiento es OneDrive, propiedad de Microsoft. El servicio ha sabido ganarse un buen lugar en el mercado, sobre todo luego del lanzamiento de Windows 10, que lo ofrece como la opción de almacenamiento en la Nube por defecto. Otro gran impulsor del servicio es Office 365, ya que al contratar la plataforma Microsoft incluye también almacenamiento en la Nube.

El plan básico de OneDrive ofrece 5 GB de forma gratuita y permite almacenar todo tipo de archivos. Las opciones pagas comienzan en los 50 GB de almacenamiento. Los planes superiores son ofrecidos en conjunto con Office 365 y, dependiendo de las necesidades del usuario, pueden llegar a representar una opción mucho más completa que las de Drive y Dropbox. También pagando ofrece 1 TB de almacenamiento, Office 365 para una PC/Mac y un dispositivo móvil, acceso a archivos sin conexión y digitalización de documento; y por un poco más se accede a 5 TB de almacenamiento, Office 365 para 5 PC/Mac y 5 dispositivos móviles y todas las opciones antes citadas.

Otras opciones disponibles

El abanico de opciones no se limite a Google Drive, Dropbox y OneDrive. Existen otras plataformas robustas y confiables que pueden ser contratadas por los usuarios.

Amazon Drive: El servicio de la firma de Jeff Bezos arranca con una opción gratis de 5 GB para todo tipo de archivos (los usuarios Prime obtienen además 5 GB extra para videos y capacidad ilimitada para fotos). Las opciones pagas son a partir de 100 GB ($11,99 mensual) y pueden superar el TB (cuyo valor mensual es de $59,99 dólares).

Box: Otra opción popular es Box, que ofrece 10 GB de almacenamiento gratis para sus usuarios y límites de 250 MB por archivo. La opción paga cuesta $11,50 mensuales y permite acceder a 100 GB de capacidad. Para empresas, los planes comienzan en $6 mensuales por usuario (100 GB y un mínimo de 3 usuarios), y se puede acceder a planes personalizados, ajustados a las necesidades de cada firma.

Mega: La firma de Kim Dotcom (ex Megaupload) sigue en el ruedo, ofreciendo almacenamiento en la Nube a precios sumamente competitivos. Además de un espacio gratis de 50 GB, el servicio ofrece planes de 200 GB por mes.

iCloud: El servicio de Apple, utilizado por la mayoría de los usuarios de la compañía, ofrece varias opciones de almacenamiento. La variante gratuita tiene un límite de 5 GB, mientras que por $0,99 dólares al mes se puede expandir hasta los 50 GB. Aquellos que necesiten más espacio pueden pagar $2,99 dólares al mes por 200 GB o $19,99 por 2 TB. Un detalle a tener en cuenta: iCloud solo funciona en iOS, Mac y Windows.