Protegiendo los derechos de la mujer

A los neoyorquinos nos enorgullece liderar con el ejemplo. Nuestro plan para la matrícula universitaria gratuita y para ofrecer servicios legales a inmigrantes son los primeros de la nación. Sin embargo, cuando se trata de la salud reproductiva de la mujer estamos rezagados. Hay ocho estados que ya han convertido en ley el caso Roe vs. Wade. Y existen otros diez estados que están contemplando seguir los mismos pasos como consecuencia de lo que está sucediendo a nivel federal.

Nueva York no puede quedarse al margen. El estado de Nueva York puede actuar ya que tiene la oportunidad de aprobar dos proyectos de ley el próximo año. El primero es el proyecto de ley S. 2796, el denominado Reproductive Health Act (RHA), una propuesta que actualizaría las protecciones garantizadas en Roe vs. Wade. La ley neoyorquina precede Roe: El estado de Nueva York permitió tres abortos antes del famoso caso judicial que reconocía el derecho al aborto. El estado debe actualizar la ley y aprobar el RHA.

En el marco de los ataques contra la salud reproductiva de la mujer, la cobertura anticonceptiva está siendo reducida. En Nueva York tenemos el proyecto de ley S.3668, conocido como el Comprehensive Contraception Coverage Act (CCCA), una propuesta que facilitaría cobertura para medicamentos y métodos anticonceptivos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés). Este proyecto de ley ha sido aprobado por la Asamblea Estatal en los últimos dos años, por lo tanto, ha llegado el momento de que el Senado de Nueva York apruebe estos proyectos de ley.

Las compañías de seguro médico, bajo el CCCA, deberán de facilitar de forma gratuita al menos un tipo de método anticonceptivo aprobado por la FDA, incluyendo anticonceptivos de emergencia. El proyecto de ley, además, incluiría procedimientos de esterilización voluntaria, tanto para hombres como para mujeres. En este sentido, las compañías de seguros médicos tendrían prohibido revisar posibles restricciones médicas para retrasar la cobertura anticonceptiva.

Además, la medida permitiría que los pacientes dispongan de métodos anticonceptivos por un periodo de doce meses.

Un estudio de 2011 refleja que cuando hay disponible un año de métodos de control de natalidad, el número de embarazos no deseados disminuye un 30 por ciento y los abortos se reducen en un 46 por ciento.

Roe vs. Wade estableció que todas las mujeres tienen el derecho constitucional de tomar sus decisiones médicas. Cuarenta y cuatro años más tarde, le debemos a cada neoyorquina la seguridad de poder contar con cuidados médicos reproductivos, al margen de su estatus económico.

Está demostrado que contar con acceso a métodos anticonceptivos reduce el número de embarazos no deseados, mejora la salud pública, y ayuda a estabilizar el bienestar económico de las mujeres y de las familias. El Senado estatal debe votar el proyecto de ley Comprehensive Contraception Coverage. En un momento en el que el acceso a los cuidados de salud está en peligro, Nueva York debe levantarse.​

-Jose Peralta es un senador estatal que representa Jackson Heights, Corona, East Elmhurst, Elmhurst y partes de Woodside y Astoria.