Trump se superó a sí mismo con semejante grosería a exfiscal que lo desafió

Sally Yates fue de las primeras funcionarias en rechazar políticas del mandatario
Trump se superó a sí mismo con semejante grosería a exfiscal que lo desafió
El presidente Trump despidió a Yates en enero de 2017.
Foto: Getty Images

Cada vez se revelan más pasajes del libro Fuego y furia: dentro de la Casa Blanca de Trump”, del periodista Michael Wolff.

MSNBC obtuvo una parte del volumen que saldrá a la venta el 9 de enero, donde el presidente Donald Trump se refirió a la exfiscal general interina Sally Yates de la forma más despectiva que existe para llamar a una mujer.

El insulto se dio luego del primer veto de viajes de países con mayoría musulmana, cuando Yates pidió a los fiscales no defender esa orden del mandatario, lo que eventualmente originó el despido de la defensora de la nación.

Yates también dijo que había advertido a la Casa Blanca sobre el entonces consejero nacional de seguridad, Michael Flynn, mintiendo sobre sus contactos con los rusos, que eran vulnerables al chantaje del Kremlin, lo que eventualmente originó la salida del consejero de la administración Trump.

“‘Y Trump concibió una antipatía temprana y obsesiva hacia la Fiscal General Adjunta Sally Yates: ella fue, dijo al vapor, ‘semejante c_nt (“c_ño”)'”, leyó el miércoles Craig Melvin de MSNBC, citando el libro.

El insulto es considerado el más vulgar hacia una mujer en Estados Unidos.

Durante la comparecencia de Yates en el Senado, el presidente Trump tuiteó para que los senadores le preguntaran, dado que “estaba bajo juramento”, sobre las filtraciones a la prensa de su reunión en la Casa Blanca.

En enero, en un comunicado tras el despido de Yates, el gobierno federal la acusó “traicionar” al Departamento de Justicia “al negarse a hacer cumplir una orden diseñada para proteger a los ciudadanos de Estados Unidos”.