Salir del NAFTA perjudicará a EE UU

Oxford Economics apunta a dificultades en 2019 si se rompe el trato
Salir del NAFTA perjudicará a EE UU
La industria automotriz es una de las más integradas dentro del acuerdo del NAFTA./Archivo
Foto: AP

Los riesgos que supone la ruptura o la salida unilateral del Tratado del Libre Comercio de América del Norte (TLCAN o NAFTA en sus siglas en inglés) es razón más que suficiente para que las negociaciones, una vez abiertas por el presidente, Donald Trump, se cierren de la forma más eficiente posible entre los tres socios.

Trump ha arremetido contra este acuerdo, y otros similares, que sin embargo y según Oxford Economics, perjudicaría a EE UU de forma inmediata si decide salir de él. Los economistas de esta consultora calculan que si el Gobierno se retira de este tratado, que ya lleva asentado casi un cuarto de siglo, habría un retroceso tanto en el mercado de acciones como el de bonos, por la inestabilidad que conllevaría y se reforzaría la actual debilidad del dólar frente al euro y el yen.

Más allá de los efectos en los mercados, el ritmo de crecimiento del país, y de Canadá se rebajaría en 0.5 puntos porcentuales en 2019 mientras que en México el retroceso sería de casi un punto porcentual. De hecho, en este último país, muy dependiente de las exportaciones, la economía sería un 2% más pequeña que si se mantienen las cosas como están.

El impacto en EE UU se iría matizando con el tiempo cuando se reajustaran las cadenas de proveedores y se prevé que algunos fabricantes incluso vuelvan a relocalizar sus operaciones dentro de EE UU.

Oxford Economics, también cuenta con que una de las consecuencias sea una mayor subida de precios debido a los cambios en la producción y las tarifas que se aplicarán a las importaciones. Esta mayor inflación obligará a la Reserva Federal a limitar las subidas de tasas de interés. A pesar de ello se rebajará el consumo y las inversiones de las empresas, según el escenario que estudia esta consultora.

Y todo ello para que además el déficit comercial (la diferencia entre las importaciones y exportaciones) se mantenga en la misma situación que actualmente, es decir, sin cumplirse el objetivo de Trump de reducirlo.

Oxford Economic prevé que la mayor parte de los efectos negativos lleguen en 2019 porque contempla la posibilidad de que la sexta ronda de negociación del NAFTA a finales de este mes, no de el resultado de actualización y modernización que se fijaron los socios una vez que se reabrió el acuerdo. Canadá y México han hecho ver que no hay avances en temas centrales y que dada la poca flexibilidad que muestra EE UU en estos los representantes de este país están adoptando una línea “cada vez más dura” ya que el tono más conciliador no ha funcionado.

Con ese marco, uno de los posibles escenarios es que a mediados de año el presidente Trump notifique el fin del tratado para EE UU en enero de 2019.

Las negociaciones, que se abrieron en mayo de 2017 han probado ser, tal y como anticipaban muchos economistas, duras y complejas por lo que apenas se ha avanzado. Canadá se está preparando para una posible salida de EE UU del acuerdo.

Conexión en cadena

Desde que empezó a aplicarse en 1994 el TLCAN  los tres socios han integrado su cadena de proveedores. Según Oxford Economics el 40% de las importaciones de EEUU desde México y el 70% de lo que vende a este país son productos intermedios. Esto significa que el país tendrá que ajustar sus costos y uno de los perjudicados serían los exportadores.