Plan de vivienda del Alcalde avanza en medio de la controversia

Algunas organizaciones sostienen que la rezonificación de barrios pobres, lejos de ayudar a preservar la vivienda, fomenta la gentrificación y el desplazamiento de antiguos residentes
Plan de vivienda del Alcalde avanza en medio de la controversia
Alcalde Bill de Blasio le da las llaves del departamento a inquilino Jasper Hurst de 79 años en Brooklyn
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

El alcalde Bill de Blasio entregó este martes las llaves y un contrato de alquiler a Jasper Hurst, de 79 años, un nuevo inquilino del complejo de vivienda de bajo costo Cypress Senior Housing Residences, en 137 Jamaica Avenue, Brooklyn. El edificio de 5 pisos y 53 apartamentos se construyó para familias de bajos ingresos, y está previsto que más de 50 inquilinos se muden al inmueble este mes. Con este acto, el mandatario quería destacar la cifra récord de 24,536 apartamentos que su administración financió en el 2017.

El complejo, construido con subvenciones federales y de la Ciudad, es parte del plan de vivienda asequible del Alcalde que se conoce como Housing New York 2.0 (la versión actualizada), y que no ha estado alejado de la polémica, debido a que los opositores han cuestionado la rezonificación de vecindarios marginados como Cypress Hills, East New York, Bed-Stuy y Ocean Hill, para así permitir la construcción de nuevos edificios de vivienda.

Los críticos sostienen que la rezonificación, lejos de preservar la vivienda de bajo costo, contribuye a la gentrificación de los vecindarios y la pérdida de apartamentos con renta congelada y controlada.

Alcalde Bill de Blasio le da las llaves del departamento a inquilino Jasper Hurst de 79 años en Brooklyn

“Nuestros miembros nos han informado del aumento de acoso por parte de los caseros desde que inició la rezonificación en sus vecindarios. Un artículo de The New York Times explica muy bien esta dinámica. Brooklyn es el condado donde más ha crecido el real state, principalmente en Crown Heights y Bed-Stuy”, dijo Renata Pumarol, portavoz de New York Communities for Change. “Los caseros buscan expulsar a los inquilinos más antiguos para alquilar a precio de mercado”.

Pero el Alcalde defiende su plan como “la clave para proteger a las familias de Nueva York y estabilizar nuestros vecindarios”.

“Al hacer inversiones inteligentes, estamos ampliando los fondos públicos y creando más y mejores hogares para los neoyorquinos, desde las familias sin hogar hasta ancianos, bomberos, policías y maestros. Tenemos mucho trabajo por hacer, pero esta ciudad es para los neoyorquinos, y la mantendremos así”, dijo de Blasio.

Según el plan del Alcalde, estos barrios de Brooklyn se beneficiarían con 7,000 nuevos apartamentos, de los cuales 3,447 serán asequibles, además a un millón de pies cuadrados de espacio comercial. De esas unidades, el 80% se reservaría para las familias de tres personas con ancianos de 62 años o mayores, y con ingresos de $46,000 anuales o menos.

Alcalde Bill de Blasio le da las llaves del departamento a inquilino Jasper Hurst de 79 años en Brooklyn

Cypress Hills fue el primero de los 15 barrios de bajos ingresos en toda la ciudad programados para la rezonificación, como parte del plan de vivienda asequible del Alcalde, que inicialmente prometía crear o preservar 200,000 apartamentos en toda la ciudad para 2022, con diferentes regulaciones de renta asequible para neoyorquinos de ingresos bajos, moderados y medios. Actualmente el número aumentó a 3000,000. Otras 160,000 unidades se alquilarían a precio de mercado.

“Creo que el Alcalde está haciendo un trabajo maravilloso”, dijo Hurst. “Es muy difícil que un anciano consiga un apartamento barato en Brooklyn o en cualquier otro sitio de la ciudad. Este edificio es una bendición para la comunidad. Estoy realmente feliz”.

¿Se beneficia la clase media?

Pero no todos los comparten la opinión de Hurst, pues temen que la rezonificación solo premie a los urbanizadores y provoque el desplazamiento de los antiguos residentes con la llegada de familias de clase media.

Un informe reciente de la coalición Real Affordability for All (RAFA), respaldado por 10 grupos, incluyendo Tenants & Neighbors, New York Communities for Change y Urban Homesteading Assistance Board, reconoce algunos éxitos bajo la Administración de Bill de Blasio, como la asistencia legal para inquilinos en el Tribunal de Vivienda y la decisión de modificar el plan de vivienda para aumentar el número de apartamentos asequibles, pero los opositores aseguran que el programa no está creando suficiente vivienda para las familias pobres, lo que agudiza la crisis de desamparados.

La oficina del Alcalde asegura lo contraria, y sostiene que la Administración sí está generando vivienda para desamparados. “El año fiscal pasado se aseguró el mayor número de viviendas para las personas sin hogar, con 2,571 apartamentos. El segundo año con el mayor número fue el año fiscal 2016, con 1,907 unidades.  El total de apartamentos para neoyorquinos sin hogar bajo el plan de vivienda ascendió a 6, 533 apartamentos (…)”, se lee en un comunicado.

El informe de RAFA destaca el hecho de que casi se crearon tantas unidades para familias que ganan entre el 121 y el 165% del ingreso medio del área ($103,081 a $ 141,735 para una familia de tres) como para familias con el 30% del ingreso medio del área ($ 25,770 para una familia de tres).

“El plan del Alcalde está pensando para beneficiar a la clase media. Las familias de bajos ingresos están en desventaja para conseguir un apartamento barato (…) Hemos dialogado con la Alcaldía, pero nuestras demandas no fueron atendidas”, comentó Pumarol.

De Blasio a menudo responde que la clase media también necesita vivienda asequible, pero los opositores argumentan que la clase media no está tan necesitada como las familias pobres, que sólo pueden pagar 6% de los apartamentos disponibles en el mercado, en contraste con el 70% de las familias de clase media que sí pueden costear un alquiler a precio de mercado.

Según el informe, solo el 14% de las 77,650 unidades de vivienda asequible creadas en los últimos cuatro años bajo el plan del Acalde se han reservado para familias que ganan menos de $25,000 al año.

Sin embargo, la oficina del Alcalde sostiene que la Administración “aseguró 24,536 apartamentos y viviendas asequibles en el año fiscal 2017, la mayor cifra desde 1989. Del total, el 48% se reservaron para personas que ganan menos de $33,400 al año”, incluyendo más de 4,014 hogares para personas que ganan menos de $26,000 al año, se lee en un comunicado.

Vivienda asequible es la condición

Los 15 vecindarios en el plan de rezonificación fueron seleccionados por su condición de pobreza. Por ejemplo, el ingreso promedio en East New York es de $35,000 anuales, según un informe reciente de la organización Community Service Society.

La rezonificación permitiría a los desarrolladores la construcción de nuevos complejos de vivienda con la condición de reservar apartamentos de bajo costo. Según la propuesta del Alcalde de Blasio, los desarrolladores tendrían tres opciones de asequibilidad en cada proyecto.

Bajo la primera opción, el 25% de la vivienda tendría que ser asequible para familias con un ingreso de $46,620, que podrán alquilar un apartamento de dos dormitorios por $1,150. La segunda opción es para familias con ingresos de $62,150 anuales, que podrá rentar un apartamento por $1,550 al mes. En este caso, el plan requiere el 60% de apartamentos de bajo costo.

Para la tercera opción, el 30% por ciento de la vivienda se reservaría para familias con ingresos anuales de $93,240, que pueden arrendar un apartamento de $2,350 al mes.

?>