Naya Rivera no tendrá que ir a juicio por darle una golpiza a su ex marido

La controvertida intérprete quedará impune...

Los cargos que la fiscalía de West Virginia presentó contra la actriz Naya Rivera el pasado noviembre como consecuencia del altercado que protagonizó en las calles de la localidad de Chesapeake junto a su exmarido Ryan Dorsey, al que habría golpeado repetidas veces en la vía pública y en presencia del hijo de la pareja, el pequeño Josey (2), han sido finalmente retirados y, por tanto, la controvertida intérprete no tendrá que ir a juicio para responder de sus actos.

Como informa el portal de noticias TMZ, el hecho de que el caso haya sido desestimado y archivado definitivamente estaría directamente relacionado con la negativa del propio Ryan Dorsey a litigar con la antigua protagonista de ‘Glee‘. De hecho, según las fuentes a las que ha tenido acceso este medio, el artista habría rechazado desde el primer momento presentarse como parte de la acusación.

La postura exhibida por el actor de 34 años no debería resultar en absoluto sorprendente, pese a haber sido él mismo quien grabó el incidente -que tuvo lugar el día de Acción de Gracias- con su teléfono móvil y facilitó el material gráfico a la policía, ya que solo unos días después de lo ocurrido Ryan recurrió a su perfil de Twitter para pedir a los medios que respetaran su intimidad familiar en tan “duros momentos” y les dejaran a Naya y a él lidiar en privado con sus diferencias.

De hecho, fuentes cercanas al ex matrimonio dejaban entrever recientemente que Ryan estaba decidido a zanjar el asunto cuanto antes con el fin de proteger -en la medida de lo posible- el bienestar emocional y psicológico de su retoño, una cuestión que ambos ya demostraron que constituye su máxima prioridad cuando retomaron su proceso de divorcio el año pasado y solicitaron al juez que decretara la custodia compartida del niño.