Los supremacistas blancos son quienes más asesinaron por odio en EEUU

La ola de violencia por discriminación fue la quinta más alta desde 1970, informa la Liga Antidifamación
Los supremacistas blancos son quienes más asesinaron por odio en EEUU
La embestida de un auto en Charlottesville dejó una persona muerta y 20 heridos.

En 2017 se reportaron 34 asesinatos por parte de miembros de grupos considerados extremistas en los Estados Unidos, de los cuales 18 fueron cometidos por grupos de supremacía blanca, reportó la Liga Antidifamación en su reporte anual.

“El número de asesinatos por supremacía blanca en los Estados Unidos se duplicó con creces en 2017 en comparación con el año anterior, sobrepasando los homicidios cometidos por extremistas islámicos nacionales”, indica el documento e indicando que “2017 (fue) en el quinto año más mortífero de violencia extrema desde 1970”.

En ese sentido, los grupos catalogados como “supremacistas blancos” y de “extrema derecha” fueron responsables del 59 por ciento de las muertes, mientras que fueron nueve las muertes causadas por grupos de islamistas extremistas.

“Estos hallazgos son un duro recordatorio de que el extremismo doméstico es una grave amenaza para nuestra seguridad y protección”, expresó Jonathan Greenblatt, CEO de ADL. “Vimos dos ataques con embestidas de automóviles en los EEUU el año pasado”, dijo en referencia al del atentado en Nueva York donde murieron ocho personas, y otro de un supremacista blanco en Charlottesville, donde murió Heather Heyer y desató un debate nacional sobre la violencia extremista en el país. “No podemos ignorar una forma de extremismo sobre otra. Debemos enfrentarlos a todos “.

Se alertó también del crecimiento de los llamados “alt-right”, que tiene una alta presencia en redes sociales, pero ha llevado sus acciones a las calles, lo que “aumenta la posibilidad de más actos violentos en el futuro”.

Los hechos se reportaron en California, Colorado, Florida, Georgia, Indiana, Oregon, Nueva York, Nuevo México, Missouri, Montana, Texas, Virginia y Washington.

Y un grupo emergente

El informe destaca que los grupos nacionalistas de afroamericanos fueron responsables de cinco muertes, por lo que fue calificado como “una amenaza emergente”, la cual se desató en 2014 y continuó en 2016. 

“El 2017 fue el segundo año consecutivo en el que los nacionalistas negros han cometido asesinatos en los Estados Unidos”, alerta la ADL. “Combinado con otros actos violentos de nacionalistas negros en los últimos años, estos asesinatos sugieren la posibilidad de un problema emergente”.

Las formas en que se cometieron los homicidios, sin importar quién fue el responsable, fue con armas de fuego, cuchillos, seguido por embestidas de autos.

Destaca que esas tres formas de ataque son las mismas que el Departamento de Seguridad Nacional menciona en sus boletín sobre la lucha contra el terrorismo.

“Los grupos terroristas instan a los reclutas a adoptar herramientas fáciles de ataque… como el embestir personas con vehículos, armas pequeñas, cuchillas de cuchillas rectas o cuchillos, explosivos caseros, y venenos o toxinas”, dice uno de los puntos destacados en el boletín semestral sobre terrorismo.

La liga informó también que dos policías fueron víctimas de estos movimientos extremistas, por lo que su seguridad es un tema necesario de abordar a la hora de intentar contener protestas que se tornan violentas.

Con respecto a otros años, los crímenes reportados son menos, pero la ADL señala que están por encima de la media, que es de 29, desde que se comenzó a hacer el conteo en 1966.