La segunda alerta sobre terrorismo durante el gobierno de Trump

El nuevo aviso del Departamento de Seguridad Nacional concluirá el 8 de mayo de 2018
La segunda alerta sobre terrorismo durante el gobierno de Trump
El más reciente ataque terrorista en EEUU fue en el Bajo Manhattan.
Foto: Spencer Platt/Getty Images

Desde 2015, el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), a través del Sistema Nacional de Asesoramiento contra el Terrorismo (NTAS, por su siglas en inglés), emite un boletín que sirve como aviso sobre la lucha contra grupos extremistas.

Este jueves, la secretaria interina del DHS, Elaine Duke, emitió la segunda alerta durante el gobierno del presidente Donald Trump, luego de que en mayo pasado, el entonces titular de este Departamento y ahora jefe de Gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, lanzara una advertencia.

Ese mismo mes, en una entrevista con Fox News, Kelly consideró que si la mayoría de los estadounidenses supieran lo que él sabe sobre posibles actos terroristas “no saldrían de casa”.

“Está en todos lados. Es constante. No para. La buena noticia para nosotros en América es que tenemos gente extraordinaria protegiéndonos a diario. Sin embargo, puede ocurrir en cualquier momento (un acto terrorista)”, expresó.

Son tres los niveles del aviso y el primero es el boletín, el cual se mantiene vigente durante seis meses y, en este caso hasta el 8 de mayo de 2018.

“Después de una cuidadosa consideración del actual ambiente de amenaza terrorista, y con el aporte de los agentes de inteligencia y de aplicación de la ley, tomé la decisión de actualizar y extender el Boletín NTAS durante seis meses”, dijo Duke. “Nuestros enemigos siguen enfocados en atacar a los Estados Unidos, y se están adaptando constantemente”.

El boletín describe las posibles amenazas para EEUU, mientras que los siguientes niveles se advierte de amenazas concretas, es decir, atentados. “La alerta elevada advierte de un acto de terrorismo creíble que pueda amenazar a los Estados Unidos”, señala la autoridad. “Las alerta inminente advierte de un hecho creíble, específico e inminente de amenaza terrorista contra los Estados Estados”.

En el aviso firmado por la secretaria Duke se establecen cinco posibles amenazas que el gobierno considera:

  1. Organizaciones terroristas extranjeras utilizan Internet para inspirar, habilitar o dirigir a personas que ya están en EEUU a cometer actos terroristas”. 
  2. “Los grupos terroristas instan a los reclutas a adoptar herramientas fáciles de ataque… como el embestir personas con vehículos, armas pequeñas, cuchillas de cuchillas rectas o cuchillos, explosivos caseros, y venenos o toxinas”.
  3. “Terroristas continuará enfocándose en la aviación comercial y la carga aérea, incluso con explosivos ocultos”.
  4. “Los terroristas en el campo de batalla pueden alentar a los terroristas locales a llevar a cabo actos de violencia en el país de origen en lugar de intentar viajar al extranjero para luchar o en represalia por aparente pérdidas”.
  5. “Los combatientes terroristas extranjeros que hayan adquirido entrenamiento y experiencia en terrorismo probado… pueden realizar ataques en otros lugares, incluido Estados Unidos“.

Aunado al boletín, el DHS ha intensificado la vigilancia en puertos de acceso al país, principalmente aeropuertos, a fin de prevenir el ingreso de posibles terroristas.

El más reciente ataque terrorista en el país fue en Nueva York, perpetrado el 31 de octubre por Sayfullo Saipov, originario de Uzbekistán, residente de Nueva Jersey.

Como el DHS indica, el sujeto utilizó un auto para arrollar a ciclistas y peatones en el Bajo Manhattan, matando a ocho personas.

Con la alerta vigente, las autoridades también piden a los ciudadanos a reportar cualquier actividad sospechosa, para descartar un posible ataque, llamando al 911.

El presidente Trump ha expresado en varias ocasiones la prioridad de su administración contra los grupos terroristas, aunque algunas de sus políticas, como prohibiciones de viajes de países de mayoría musulmana han generado polémica y pleitos en las cortes.

El atentado en Nueva York le dio oportunidad al mandatario republicano a retomar su discurso para endurecer los viajes de extranjeros a los EEUU y presionar para desaparecer la llamada “lotería de visas”, con la cual arribó al país Saipov.