Trucos para reducir la adicción al celular

Si tu problema es la falta de voluntad, estas medidas te van a ayudar

¿Sufres de dependencia de tu celular? ¿Quieres limitar su uso pero no encuentras la forma de no necesitarlo? Podríamos salir de nuestra casa olvidando lavarnos los dientes, pero nunca dejando el celular detrás. Tu nivel de dependencia lo creas tu mismo.

La tecnología usa ciertos códigos que funcionan de un forma quizá un poco subliminal. Los colores, sonidos y movimientos en la pantalla crean en nuestro cerebro una especie de adicción. Es imposible negarlo, todos los factores anteriormente nombrados son excesivamente llamativos. ¿No? haz la prueba, ¿cuántas veces te has encontrado solo, sin notificaciones o mensajes pendientes en tu celular y aún así lo consultas, revisas a ver qué encuentras? Es normal, no solo te pasa a ti.

Miles de personas al rededor del mundo se ponen la meta diaria de usar menos su celular, ¿cuántos lo cumplen? seguramente muy pocos. Pero acá te vamos a ayudar con 3 trucos muy sencillos.

1. Cambia la gama de colores en tu pantalla, cuando es variada, tiende a crear una adicción mayor. Por supuesto, es más llamativa. Cambia la configuración de tu celular para que veas la pantalla en escala de grises, o blanco y negro. Eso hará que uses tu celular para lo estrictamente necesario.

¿Cómo hacerlo?
Para tu iPhone debes ir a a configuraciones > General > Accesibilidad  > Adaptación de pantalla. En este punto debes activar el filtro de colores y elegir escala de grises.

Este proceso también sirve para personas daltónicas. Para adaptar las configuraciones a los colores de mayor conveniencia.

 

2. Has tu celular lo menos cómodo posible. Herramientas como el anillo que pones en la parte trasera de la pantalla, solo hacen que la experiencia sea aún más sencilla. Es cómodo, sí, pero ¿realmente necesario? Limita un poco las funciones de tu celular, de lo contrario la dependencia siempre irá en aumento.

 

3. Por último, pero no menos importante, tienes la opción de ser más que consiente de cuánto tiempo inviertes en tu celular. Multiples aplicaciones hacen un conteo de cuánto te demoras usando cada aplicación.

Si hay aplicaciones que usas por gusto, más que por necesidad, no sobras que las elimines de tu aparato por un tiempo. Es como una terapia. A veces necesitas obligarte a no caer.

My Data Manager es una aplicación que te puede ser muy útil. No solo monitorea tiempo de uso de cada aplicación sino la cantidad de datos que empleas en su uso.

Si ya detectaste tu problema, haz algo al respecto, toma medidas, nunca es tarde ni mucho menos imposible.