El extraño viaje de Melania Trump en medio del escándalo por exestrella porno

Si no hay problemas en la pareja presidencial, ¿por qué tanto misterio?
El extraño viaje de Melania Trump en medio del escándalo por exestrella porno
Continúa la duda sobre distanciamiento de la Primera Dama de su esposo.
Foto: Olivier Douliery-Pool/Getty Images

Aunque la Casa Blanca afirma que no hay problemas maritales en la pareja presidencial, varias acciones recientes, documentadas por varios medios, parecen enviar un mensaje en sentido contrario.

Lo último fue el paseo que hizo la primera dama Melania Trump a West Palm Beach, Florida, el jueves, mientras su esposo, el presidente Donald Trump, se encontraba en Davos, Suiza, viaje que la exmodelo canceló de último momento.

Una fuente policial confirmó a CNN que la Primera Dama estaba en el avión ese día, y se vio una caravana saliendo del aeropuerto en Florida.

El mismo jueves por la mañana, Melania visitó el Museo Conmemorativo del Holocausto en Washington.

“Mis pensamientos y oraciones están con las personas cuyas vidas y familias fueron destruidas por los horrores del Holocausto”, dijo la Primera Dama en un comunicado emitido después de su visita.

El motivo del viaje de Trump a Florida no fue aclarado, a pesar de que CNN reportó que pidió un comentario al respecto.

El escándalo que desató los rumores de un distanciamiento entre la pareja presidencial fue sobre el supuesto “affair” que supuestamente su esposo tenía con la estrella porno Stormy Daniels.

El presunto romance supuestamente tuvo lugar en 2006, cuatro meses después de que Melania Trump hubiera dado a luz al único hijo de la pareja, Barron.

El presidente Trump niega que la aventura y Daniels niega haber recibido $130,000 dólares del abogado de Trump, Michael Cohen, para callarse el hecho.

La portavoz de Melania dijo el sábado que el distanciamiento era mentira.

“La lista variada de informaciones falaces y rotundamente falsas sobre la señora Trump por parte de publicaciones sensacionalistas y programas de televisión se ha extendido a los medios generalistas”, dijo en un mensaje en Twitter la portavoz, Stephanie Grisham. “Ella está enfocada en su familia y en su papel como primera dama estadounidense, no en los escenarios irreales que diseminan cada día las noticias falsas”.

Los rumores incluso desataron que una reconocida abogada de divorcios de alto nivel en Nueva York hablara de qué pasaría si la pareja se divorciara.