Famoso chef acusa que se le impidió entrar a fiesta a petición de Ivanka Trump

El famoso experto culinario ha sido un férreo crítico de la política migratoria de Trump

Famoso chef acusa que se le impidió entrar a fiesta a petición de Ivanka Trump
El español es uno de los más famosos chefs del mundo.
Foto: EFE

Uno de los temas tendencia este domingo en Twitter es la acusación del famoso chef José Andrés, quien denunció en esa red social que le impidieron entrar a la fiesta de la cena anual del Alfalfa Club en D.C.

Los hechos ocurrieron el sábado por la noche, aparentemente después de que Ivanka Trump se quejara de su presencia, debido a que Andrés es un crítico abierto del presidente Donald Trump.

El evento fue organizado en el Café Milano, donde había sido recibido como invitado.

“‘Todos’ bienvenidos a la fiesta posterior, ¿pero no puedo entrar? ¿Es (sic) porque Ivanka Trump lo pidió?”, escribió Andrés al propietario del establecimiento, Franco Nuschese. “Deberías estar avergonzado de ti”.

Jorge Guajardo, exembajador de México en China, quien aparentemente asistió a la cena, dijo que Andrés ya había estado dentro del evento cuando lo sacaron afuera y le pidieron que se fuera “aparentemente porque su presencia incomodaba a Ivanka”, reportó el Daily Beast.

Andrés estuvo involucrado en una batalla legal con la Organización Trump por un trato de restaurante del cual el chef se retiró después de que Donald Trump hiciera comentarios despectivos sobre los mexicanos, por lo que Trump lo demandó $10 millones de dólares y Andrés contrademandó.

La disputa terminó la primavera pasada, cuando la Organización Trump llegara a un acuerdo.

Los comentarios en Twitter han sido en apoyo al chef y severas críticas a Ivanka, quien no ha hablado al respecto.

Los administradores del establecimiento ofrecieron después una disculpa por el malentendido y le dijeron al chef que era bienvenido y celebraban su éxito, aunado a la afirmación de que Ivanka Trump no tiene influencia en las decisiones que se toman en el lugar.

José Andrés aceptó la disculpa por Twitter e invitó a sus seguidores a visitar el local, pero aseguró que seguía siendo complicado entender por qué fue la única persona a la que no dejaron entrar.