Esconden fármaco mortal Fentanyl en pescados en El Bronx

Las autoridades realizan decomiso por un valor de $10 millones y arrestan a un hispano

Un fuerte golpe contra el tráfico en la Gran Manzana del mortal opioide Fentanyl dieron las autoridades neoyorquinas, con el decomiso en El Bronx de casi 9 libras del fármaco que había sido escondido dentro de paquetes de pescado.

El anuncio lo realizaron el fiscal de Manhattan, Cyrus Vance y de El Bronx, Darcel Clark, en conjunto con el comisionado de Policía James O’Neill, quienes informaron en un comunicado del arresto el pasado 1 de febrero de Johnny de los Santos-Martínez, quien tenía el contrabando de Fentanyl dentro de un vehículo estacionado cerca de la avenida Leland en el vecindario de Parkchester en El Bronx.

Al momento de realizar el decomiso, los miembros del Escuadrón de Casos Mayores de Narcotráfico en Queens del NYPD, pensaban que se trataba de cocaína, pero luego de realizar pruebas de laboratorio a la droga se determinó que era el mortal fármaco, un opioide sintético que es 50 veces más fuerte que la heroína y 100 más que la morfina.

Los paquetes de pescados escondían el narcótico que estaba empaquetado en forma de bloques, con un peso cada uno de casi un kilogramo, y que en total contendrían más de un millón de dosis letales, con un valor total en el mercado callejero de $10 millones.

De los Santos-Martínez fue impuesto de cargos de narcotráfico en la Corte Criminal de Manhattan y se le impuso una fianza de $150,000 en efectivo y $250,000 en bonos.

En total, los bloques con el fármaco contendrían más de un millón de dosis letales.

Un fármaco letal

El Fentanyl ha inundado rápidamente el mercado de drogas ilícitas en las calles de Estados Unidos y que ha creado una crisis de salud pública sin precedentes por el número de sobredosis letales que está dejando a su paso. El 52% de las muertes por sobredosis con opioides entre latinos de la Gran Manzana se deben al abuso de esa potente y peligrosa droga.

En el estado de Nueva York, las muertes por sobredosis con opioides aumentaron casi un 35% entre 2015 y 2016. Sin embargo, las muertes relacionadas con Fentanyl subieron a un ritmo mucho más alto de casi 160% en todo el estado.

En la ciudad de Nueva York, la situación es tan preocupante que las autoridades se refieren a una epidemia. Tan sólo en el 2016, según datos del Departamento de Salud e Higiene Mental (DOHMH), ocurrieron 1,268 muertes por sobredosis con opioides de las cuales el 50% fueron atribuidas al consumo de Fentanyl. Esto representa más muertes que los fallecimientos por homicidios y accidentes de tránsito combinados ese mismo año.