Perú retira invitación a Maduro para Cumbre de las Américas

Comunidad internacional ratifica que en Venezuela hay una ruptura del orden democrático
Perú retira invitación a Maduro para Cumbre de las Américas
Maduro pidió a la autoridad electoral anticipar los comicios para su reelección

“Su presencia no será bienvenida”. Con esas palabras la canciller peruana, Cayetana Aljovín, informó que el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, no está invitado a la próxima Cumbre de las Américas, a realizarse en Lima en abril.

Aljovín justificó la decisión al considerar que en Venezuela hay una ruptura del orden democrático.

“La ruptura de la democracia constituye un obstáculo insuperable para la participación de un Estado en la Cumbre de las Américas”, señaló.

La ministra hizo el anuncio tras la conclusión de una nueva reunión del llamado Grupo de Lima, un ente multilateral conformado el año pasado para buscar una solución a la crisis que atraviesa Venezuela.

Previamente, la cancillería venezolana había anunciado que el presidente asistiría “puntualmente” a la cita de jefes de Estado y gobierno, para “defender la soberanía de América Latina y el Caribe” y “para reunirse con el combativo pueblo de Perú”.

Políticos de varios sectores apoyaron en fechas recientes un pedido en el Congreso peruano para que se rechazara la entrada de Maduro al país y se le declarara “persona non grata”.

Los cancilleres y representantes de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía emitieron, además, una declaración en la que exhortan al gobierno venezolano a reconsiderar su decisión de realizar elecciones presidenciales en abril ya que, en opinión de estos países, “no existen suficientes garantías de transparencia en el proceso”.

“No puede haber elecciones libres y justas con presos políticos, sin la plena participación de los partidos políticos y líderes detenidos o inhabilitados arbitrariamente, con una autoridad electoral bajo el control del gobierno, sin la participación de millones de venezolanos en el extranjero imposibilitados de votar”, afirma la declaración.

El Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela convocó a los comicios para el venidero 22 de abril, un proceso en el que la oposición aún no decide si participará y que ha sido cuestionado  por organizaciones de derechos humanos y varias naciones de la comunidad internacional.

Los nuevos cuestionamientos al gobierno de Caracas ocurren en momentos en que Colombia y Brasil han reforzado sus fronteras ante el arribo de miles de venezolanos que escapan de la crisis e inmigrantes colombianos que han decidido regresar a su país.

?>