Departamento de Justicia acusa a 13 rusos de interferir en las elecciones

Sostienen que algunos de los acusados usaron sistemas informáticos en EEUU para ocultar el origen ruso de sus actividades

Trece ciudadanos y tres compañías rusas fueron acusadas el viernes por el Departamento de Justicia de Estados Unidos de interferir en las elecciones presidenciales de 2016.

El grupo incluye tres  acusados por conspiración para cometer fraude electrónico y cinco personas por robo de identidad.

El anuncio fue hecho por la oficina del fiscal especial Robert Mueller, quien investiga la presunta interferencia rusa en los comicios.

Las autoridades estadounidenses sostienen que algunos de los acusados usaron sistemas informáticos en Estados Unidos para ocultar el origen ruso de sus actividades.

“Los demandados, haciéndose pasar por individuos de Estados Unidos y creando perfiles falsos en Estados Unidos, operaban páginas de redes sociales y grupos diseñados para atraer a audiencias estadounidenses”, señala el documento judicial con las imputaciones hecho público este viernes.

El presidente Donald Trump ha negado de manera reiterada y enfática cualquier intervención extranjera en los comicios de 2016.